Manuel Arriaga/ Fernando Velázquez

Abasolo.- Un grupo de personas iniciaron una colecta en la comunidad Estación de Abasolo, una de las afectadas por las inundaciones, para obtener los recursos que les permitan mantener las bombas agrícolas en funcionamiento. Desde ahí, urgieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno a traer equipo especializado que ayude a la tarea, pues, aseguraron que lo verdaderamente urgente es disminuir el nivel del agua en el área siniestrada para que los ciudadanos se reincorporen a su vida cotidiana.

Salvador Estrella, es habitante de la colonia San Juan, pero tiene su negocio en la comunidad de Estación Abasolo. Desde hace 16 días no ha podido trabajar a consecuencia de las inundaciones, él y un grupo de personas han estado día y noche al cuidado de los tractores agrícolas que bombean el agua de manera ininterrumpida desde hace 10 días en esta comunidad.

Aseguró que agricultores locales, de buena fe, han prestado sus tractores agrícolas para poder bombear agua de la zona afectada al arroyo, sin embargo, aseguró que el diésel que les proporciona el gobierno no es suficiente para mantenerlos en servicio, “se necesita aceite, se necesita grasa, se necesitan refacciones, un equipo agrícola no está capacitado para trabajar durante muchas horas continuas, esta maquinaria tiene 10 días trabajando sin parar, se puede desvelar, se puede quebrar la bomba, ya se han arreglado tres tractores y nos han costado dinero a nosotros”, subrayó.

Denunció que el gobierno no les da ninguna garantía a los dueños de la maquinaría agrícola, para asegurar sus equipos. Afirmó que ha sido insuficiente el apoyo de combustible que ha dado el gobierno municipal, pues afirmó que las necesidades van más allá del diésel.

“Yo lo que le pido al gobierno, es que vengan el Gobernador y el Presidente Municipal y se paren aquí, que no manden a terceros, que pongan orden, que eviten que la situación se salga de control, ya hay animales muertos flotando, hay estiércol, el agua ya huele muy mal, si no sacan el agua rápido, esto va a ser un caos”, explicó.

Aceptó que en la zona también trabajan bombas que fueron llevadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), pero aseguró que, aun así, la cantidad de bombas trabajando resulta insuficiente, “yo no sé si el gobierno no tenga el suficiente recurso para mandar más bombas, no sé lo que esté pasando ¿nuestros impuestos no alcanzan, o qué?”, cuestionó el entrevistado.

Afirmó que los esfuerzos de los ciudadanos organizados han logrado la disminución de aproximadamente 40 centímetros, “no estamos esperando a que el gobierno nos resuelva todo el problema, queremos que solo nos acerquen la maquinaria necesaria para nosotros ponernos a trabajar”, enfatizó Salvador.

Además del riesgo de salud detalló que muchas casas sufren daños estructurales al estar debajo del agua y podrían colapsar. Reconoció que habitantes de los municipios vecinos se han solidarizado y han enviado dinero y comida, “pero de verdad urge que los gobernantes vengan y se queden aquí las 24 horas, no sé qué están esperando, una despensa no nos va a solucionar el problema, se ocupa sacar está agua”, concluyó.

Se comprometen a declarar zona de desastre

El secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, se comprometió con el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, a emitir una declaratoria de zona de desastre para el municipio de Abasolo, el cual ha sido severamente afectado por las lluvias.

Así lo refirió el propio mandatario estatal luego de que el pasado miércoles se reuniera con el funcionario federal, a quien invitó a Guanajuato el próximo martes, día en el que se conmemora la toma de la Alhóndiga de Granaditas, aunque también serviría para que constate la situación que hay en Abasolo.

Explicó que esta declaratoria de zona de desastre permitirá que los agricultores puedan cobrar el correspondiente seguro de sus cosechas y señaló que las fuertes lluvias registradas en aquel municipio han dañado cerca de 1 mil 700 hectáreas de cultivo.

“Cuando tú tienes un cultivo contratas un seguro por si hay un desastre natural, la aseguradora te paga la cosecha, como es en este caso, pero la aseguradora lo que necesita es que la Segob lo declare como zona de desastre para que te haga válido el seguro, entonces es un trámite”, dijo.

En otro tema, Diego Sinhue refirió que, en su visita a Ciudad de México para reunirse con el titular de la Segob, casualmente se encontró brevemente con el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, con quien pactó reunirse para abordar de nueva cuenta el tema de El Zapotillo.

LC