Fernando Velázquez

León.- El polémico exdiputado local Guillermo Romo Méndez busca apropiarse de la marca del partido en donde militó, Redes Sociales Progresistas, para cobrar regalías por el uso que han hecho del logo y el nombre.

Dicho partido político fue fundado en enero del 2019. Ese mismo año, Guillermo Romo, quien había pasado ya por PRI y el PRD, ingresó a sus filas siendo presentado como secretario estatal en Guanajuato.

Sin embargo, se generó una fractura en la cúpula de Redes Sociales Progresistas (RSP) entre su fundador, Juan Iván Peña Neder, y Fernando González Sánchez, yerno de Elba Esther Gordillo.

Esa crisis interna fue vista como una oportunidad por Guillermo Romo, quien detectó que la marca RSP no estaba registrada ante el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI), y por ende, comenzó el proceso correspondiente en noviembre del 2019.

Su objetivo es que el partido no pueda emplear el logo de RSP y además le pague por el uso que han hecho del mismo desde el 2019, según explicó Alan Hidalgo, integrante del equipo de Guillermo Romo.

“Ya se puede iniciar un proceso jurídico por el uso de la marca a las personas que lo estén haciendo, cobrarles por el uso de la marca o detener su uso. En el momento en que nos otorguen el registro de la marca, es retroactivo para todos los que lo utilizaron desde el 2019, que fue cuando ingresó nuestra solicitud”, dijo.

Sin embargo, Guillermo Romo, quien en el 2013 saltó a la fama internacional por asegurar que usa esperma de tiburón como tratamiento facial, adelantó que eventualmente tampoco podría aparecer este logo en las boletas electorales del 6 de junio.

“Se está viendo eso con los abogados para ver cómo se puede parar lo de la boleta, no pueden utilizar el logo hasta que se emita un fallo; si es favorable, mucho mejor, pero si no, deben esperarse para utilizarlo hasta que haya un fallo”, declaró en entrevista.

Sin embargo, por ahora el trámite sigue en curso ante el IMPI, organismo que inicialmente había rechazado esta petición al sostener que una persona física no puede registrar como marca a un partido político.

La contestación por parte de Martha Ortuño Osuna, que lleva a cabo el trámite en representación de Romo Méndez, fue que no se pretende registrar un partido político, sino el nombre Redes Sociales Progresistas y su respectivo logo para uso comercial.

Los rubros para los cuales se intenta registrar la marca abarcan libros, revistas, folletos, vestuario, calzado, sombrerería, publicidad, tiendas, productos escolares y material utilitario que generalmente se reparte en campañas electorales.

Martha Ortuño, especialista en litigios de propiedad industrial, señaló que en caso de que el IMPI rechace esta solicitud de registro, se puede presentar un recurso de revisión o una apelación en materia administrativa ante un tribunal federal.

EZM