Karla Silva

Silao.- Aunque en el estado de Guanajuato la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo se mantiene rezagada, desde 2014 se han celebrado poco más de 130 actos y se espera una treintena más en los próximos meses.

Lo anterior, de acuerdo con lo señalado en entrevista por el matrimonio O’Farrell en el Día Internacional del Orgullo LGBTTTIQ+ (lésbico, gay, bisexual, transexual, intersexual y queer), tras participar en un foro Foro del Orgullo LGBTTTIQ+ realizado en Silao como lucha por la igualdad y la dignidad de quienes integran el colectivo.

El evento se realizó esta mañana en la Casa de la Cultura de Silao, donde participó el primer matrimonio entre dos hombres en Guanajuato integrado por Ricardo Gallardo y Julio César O’Farrell; la activista Rubí Araujo, Estefanía Ángel Hernández de la PDHE, entre otros.

Mucho trabajo por los mismos derechos

Julio César O´Farrell, quien junto a Ricardo Gallardo son el primer matrimonio entre dos hombres en la entidad, consideró que todas las personas deberían contar con los mismos derechos y garantías y aunque no pueden casarse en Guanajuato, existen recursos legales para lograrlo. No obstante, señaló que falta mucho por hacer en el ámbito del Derecho para ser recibidos en el Registro Civil sin necesidad de presentar un recurso de amparo

“Lo podemos hacer mediante un amparo que te reconoce el matrimonio como cualquier otra pareja y es válido en todo el país y a nivel internacional… Hemos ido avanzando y progresando en estos temas. Actualmente en Guanajuato van más de 130 matrimonios, seguimos trabajando en esto para que cada vez se sumen matrimonios, que ya pase a mesas de trabajo en el Congreso (del Estado) y sea aprobado este matrimonio igualitario”.

Foto: Karla Silva

Dejaron en claro que no buscan derechos superiores a aquellos de los que goza cualquier ciudadano, sino los que por ser seres humanos les corresponden.

En perspectiva de Ricardo Gallardo: “en Guanajuato, por el hecho de que tengas una orientación sexual diferente a la que se pudiera considerar ‘la correcta’, ya no eres digno de tener los derechos, pero (las autoridades) sí te cobran los mismos impuestos. (El matrimonio) es una garantía individual que no se nos está dando y falta mucho trabajo”, por el que se cuenta con 30 amparos más en proceso.

A través de la Fundación O’Farrell buscan lograr los mismos derechos civiles de matrimonio y adopción para cualquier pareja, sin que importe su orientación sexual, por lo que han apoyado con gratuidad en trámites legales.

‘De relleno en la política’

Foto: Jessica de la Cruz

En el evento estuvo presente también Rubí Suárez Araujo, activista transgénero y exregidora en Guanajuato capital, quien opinó que uno de los principales retos con los que se ha topado se relaciona con la nula participación de los diferentes ámbitos del poder.

“Ahí es donde nos han estado cerrando puertas, donde vamos en un retroceso en el tema derechos humanos, donde vemos mayor partición de la población LGBT en el tema político, pero sí vemos un rezago muy grande (…) solamente hay espacios donde la comunidad de la diversidad ha servido de relleno”.

No obstante se ha logrado el reconocimiento de las poblaciones de la diversidad sexual y que varias instituciones “se toman la bandera”.

Debido a que consideró que se trata de un tema de crecimiento, aceptación e inclusión para el mejoramiento de los guanajuatenses, criticó que la generación de reformas en Guanajuato no abona con la participación del Partido Acción Nacional en el Congreso, pero señaló esperar mejores resultados en la próxima legislatura.

ndr