Foto: Archivo

Óscar Jiménez

Estado.- En lo que va de 2021, Guanajuato ha atendido 43 casos de enteritis debida a rotavirus en niñas y niños: más que los 40 casos diagnosticados en todo 2020 y que lo ubican como el estado con más contagios en todo el país, revela el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud federal.

Tan sólo en la última semana reportada –del 4 al 10 de abril—, en Guanajuato se confirmaron dos casos más, de un varón y una niña con enteritis derivada de rotavirus.

Según el especialista Rafael Hernández Magaña, infectólogo-pediatra de la Secretaría de Salud de Guanajuato, el repunte en este año obedecería a diversos factores, como una escalada natural, un fenómeno colateral a la crisis sanitaria por covid-19, y el cierre de espacios como las guarderías.

“El año pasado hubo muy pocos casos, y no estoy seguro si el repunte de casos acá en el estado para este año se deba a la nueva presentación (bienal) o por la situación del Covid, las vacunas y los programas. Quizá hubo programas que se descuidaron un poco con espacios de desabasto en las vacunas”, indicó.

También puedes ver: Exhorta infectólogo a no temer a las vacunas por posibles efectos secundarios

“También se presentó algo muy importante, que se cerraron las guarderías, pero ahora hay algunas que ya están funcionando y que se habían mantenido cerradas durante el periodo más crítico de la pandemia”, advirtió Hernández Magaña.

De acuerdo con el libro ‘Vacuna de Rotavirus – Una agenda global para su desarrollo y aplicación universal’, el biológico para combatirle salió al mercado en 1998, pero antes, familias enteras sufrían por el tratamiento de la enfermedad que provoca vómito y diarrea profusa, que es la que al final, puede provocar la deshidratación en niños.

A decir por el especialista, la implementación de las vacunas ha ‘frenado’ el paso avasallante de este padecimiento.

“Ahora, con el advenimiento de la vacuna ha cambiado su presentación y ha cambiado su patrón bienal, esto es que hay años que el brote es leve y al otro incrementa, luego al otro es débil, y al siguiente incrementa, así se va mostrando”.

“Antes que no había vacunas, los hospitales se saturaban y las mamás sabían que los casos eran graves y tenían una mortalidad importante por deshidratación. Ya cuando se fue estandarizando y agregando a la cartilla de vacunación nacional, estos casos ya han disminuido. Y estos casos pueden ser ya tratados en consultorios cuando los pacientes tienen sus vacunas completas”.

El médico especialista estimó que la frecuencia de hospitalizaciones y de servicios de urgencia se han reducido hasta en un 75% en los últimos años.

“Es extremadamente contagioso, y tiene una característica muy especial que es ser muy adaptable al medio ambiente. Puede permanecer en superficies hasta semanas o meses, si no se tiene un adecuado saneamiento”. La enteritis es la inflamación del intestino delgado. En algunos casos dicha inflamación incluye el estómago y el intestino grueso, debido a la ingesta de comida y agua contaminada por bacterias. La enteritis por rotavirus se presenta por malestares estomacales, vómito, fiebre y diarrea, particularmente en los menores. Esto se da a través del contagio por haber estado en contacto con superficies sucias y posteriormente, con la boca. Este rotavirus se propaga mediante la vía fecal-oral, incluso desde antes de mostrar síntomas de la enfermedad. ¿QUÉ ES? Eso es lo que lo hace peligroso, y en cuestión de horas puede deshidratar y poner en riesgo la vida de un niño. No es tanto que el virus ocasione un problema grave de un órgano o que ya no pueda tener reversibilidad, sino que si no estamos al pendiente de los niños y darles suero oral cuando comienzan con cuadros puede ganar la evolución y muchas veces los recibimos en el hospital con cuadros graves de deshidratación por esperarse o darle remedios caseros en casa”

Rafael Hernández Magaña, Infectólogo pediatra de la SSG

El infectólogo-pediatra de la SSG reiteró que el único tratamiento primario es la hidratación oral, y esto se complica si se usan remedios caseros o no se le da atención inmediata a los malestares de los niños, que regularmente pueden tener su primer padecimiento del tipo (y el más duro) antes de los 6 meses de edad.

¿Qué es?

La enteritis es la inflamación del intestino delgado. En algunos casos dicha inflamación incluye el estómago y el intestino grueso, debido a la ingesta de comida y agua contaminada por bacterias.

La enteritis por rotavirus se presenta por malestares estomacales, vómito, fiebre y diarrea, particularmente en los menores. Esto se da a través del contagio por haber estado en contacto con superficies sucias y posteriormente, con la boca.

Este rotavirus se propaga mediante la vía fecal-oral, incluso desde antes de mostrar síntomas de la enfermedad.

¿Cómo se trata?

No existe un tratamiento específico para la enfermedad, por lo que se considera clave cumplir con el proceso de vacunación preventiva, y en caso de contraer la enfermedad, lo que se trata es, particularmente, la diarrea por la problemática de deshidratación y para lo que se dan líquidos para mantener al paciente hidratado.