Omar Medina

Guanajuato.- El gobierno de Guanajuato Capital denunciará ante el Ministerio Público la detección de una “megatomaclandestina de agua que se detectó y que se construyó con materiales del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIMAPAG).

El alcalde Alejandro Navarro detalló que la toma clandestina era de más de mil 500 metros de largo y se detectó en el sur de la capital del estado.

Explicó que esta toma clandestina estaba atrás del centro comercial Alaïa y levantarán las denuncias para que caigan los responsables del ilícito.

Lee también: SIMAPAG lleva agua potable al cerro de la Aldana y la comunidad de Cervera

“Por un lado cuidamos y por el otro los propios nos están ahí metiendo gol. La toma clandestina de más de mil 500 metros que se encontró atrás de Liverpool y atrás del centro comercial era con material del Simapag, ya no se quiso hacer más ruido. Pero, se van a poner las denuncias para que caigan los responsables”.

Navarro Saldaña enfatizó que le ha encargado a Héctor Morales, director del SIMAPAG que se ponga énfasis y la detección y cancelación de tomas clandestinas de la red de agua potable.

El alcalde reclamó que sirve de poco impulsar una cultura de cuidado del agua, si se permite que otras personas estén haciendo “huachicoleo” del vital líquido.

“De qué sirve que le enseñemos a los niños a no gastar agua y no desperdiciarla, si luego hay quien se roba el agua, hay tomas clandestinas, hay huachicoleo en el tema del agua. Por eso, le encargue a muchísimo a Héctor Morales que esté revisando ese tema de las tomas clandestinas”.

De acuerdo a las declaraciones del presidente municipal la toma clandestina se construyó con los materiales del SIMAPAG y se está revisando la posible participación de algunos funcionarios públicos en el hecho.

Lee más: Advierte SIMAPAG afectaciones al servicio de agua en colonias de Guanajuato

SIMAPAG detecta cinco redes de tomas en la zona

Héctor Morales, director del SIMAPAG, explicó que se detectaron en total cinco redes de tomas clandestinas en la misma zona.

Agrego que las tomas daban a más de 20 puntos. Sin embargo, era complicado seguir el rastro a cada uno de los desemboques y se determinó clausurarla desde la raíz.

“Detectamos otras cinco ahí en la zona sur y estamos tratando de trabajar en la detección de tomas clandestinas. Yo espero que hayan sido estos cinco casos aislado”.

Declaró que, hasta el momento no se ha logrado cuantificar la cantidad de agua que se estuvo extrayendo ilegalmente debido a que no se sabe en qué fecha comenzó a operar la toma.

Expresó que van a reforzar la vigilancia y los trabajos para eliminar cualquier otra toma clandestina que se pueda localizar en Guanajuato Capital.

El área de comunicación social del SIMAPAG informó que a la fecha hay tres trabajadores suspendidos por su presunta participación en el hecho. Además de que la Contraloría Municipal ya investiga los hechos.

LC