Jessica de la Cruz

León.- La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de avanzar con la presa El Zapotillo con una altura de 80 metros, fue tomada en el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal) como la posiblidad de reactivar una obra que sigue siendo considerada clave para la dotación de este recurso a la ciudad.

Sin embargo, el anuncio de la visita del mandatario a los pueblos de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, para negociar con sus habitantes sin mencionar una representación, fue tomada con reservas.

Por ahora, el presidente del Consejo Directivo, Jorge Ramírez y el síndico del PAN, Christian Cruz, dieron por sentado que aún con una cortina a la altura planteada por el presidente, León será beneficiado con El Zapotillo.

Fue la mañana del miércoles, durante su conferencia de prensa matutina que López Obrador informó de su visita para tratar de llegar a un acuerdo sobre el destino de la obra y no perder la inversión, pero tampoco afectar a la población con posibles inundaciones.

“Esa presa la construyeron porque se pretendía llevar agua a León y por eso el acueducto que se contrata con una empresa española (…), voy a ir a ver a la gente para buscar alternativas con el propósito que no se tire a la basura todo ese dinero”, señaló el mandatario.

El presidente del consejo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal), Jorge Ramírez externó que el tema de la presa de El Zapotillo se convirtió en un proyecto vigente por las declaraciones que hizo el presidente de la República Mexicana Andrés Manuel López Obrador, por lo tanto, el tema volverá a ser analizado de manera frecuente en la mesa de sostenibilidad hídrica.

En la sesión de consejo que se celebró este miércoles 28 de julio, el presidente agregó que van a empezar aterrizar las estrategias políticas, legales y de comunicación para avanzar con el tema. Porque el proyecto de la presa es indispensable para la ciudad.

Ramírez comentó que lo que es muy evidente es que exista una gran voluntad de que este proyecto se vuelva a retomar y al considerar todas las vertientes que tiene el tema, entre los pobladores, el mantenimiento y el acueducto, es una buena noticia, de que esto podría arrancar.

Foto: Archivo

El síndico e integrante del consejo del Sapal, Christian Cruz Villegas, dijo que hay voluntad política por parte del presidente al volver a retomar este tema, sin embargo reprochó que Guanajuato no haya sido considerado en el tema.

Por su parte Christian Cruz señaló que se busca que en este acuerdo se considere a “las dos partes no solamente Jalisco, sino también Guanajuato y yo sé que existe toda la buena voluntad de las autoridades estatales, como también de Sapal (…) Estamos listos para que cuando seamos citados poder acudir con un plan, una ruta y sumarnos al esfuerzo que encabezaría el presidente”, añadió.

El funcionario agregó que la única forma de resolver el problema del abastecimiento de agua es la culminación de la construcción de esta presa, y señaló que aunque se baje la cortina a la altura de 80 metros, que es como estaba el proyecto en un inicio, no habría problemas para el municipio con el abastecimiento del agua, ya que con cualquier cantidad de líquido que ingrese ayudaría contra el estrés hídrico que atraviesa la ciudad.

Con respecto al proyecto del acueducto dijo que Sapal podría retomarlo, ya que cuenta con finanzas sanas y se podría pagar para continuar el proyecto.

La magnitud del problema

En el estado de Guanajuato existe un déficit de 925 millones de metros cúbicos de agua anuales, lo que pone de manifiesto la grave situación por la que atraviesan los 20 acuíferos que existen en la entidad, reveló el titular de la Comisión Estatal del Agua en Guanajuato, Francisco de Jesús García León, hace un mes en comparecencia ante los diputados locales.

El funcionario estatal señaló que se tienen registrados 4 mil 060 millones de metros cúbicos de salida de agua y solo se tienen entradas de 3 mil 135 millones de metros cúbicos, lo que significa que se saca más agua de lo que realmente se recarga en los acuíferos.

Necesaria para ‘curar’ estrés hídrico: Maldonado

El director de Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), Enrique de Haro Maldonado, resaltó que el acueducto del Zapotillo, sigue siendo una necesidad para apagar algunos pozos que se explotan y los mismo se puedan rehabilitar, actualmente se tiene un estrés hídrico.

“Nosotros tenemos 163 pozos que están trabajando al 100%, no tengo más agua, el consumo se ve reflejado por las bajas presiones que tenemos en diferentes zonas de la ciudad que la gente empieza a demandar más”, comentó.

De Haro Maldonado, resaltó que desde el año pasado el consumo del agua incrementó a raíz de la pandemia, porque los niños permanecieron en casa y actualmente se mantiene igual.

Recordó que el año pasado, hubo dos meses de condonación del servicio de pago a quienes en su momento estaban al corriente, dijo que esto representa el 77% de los recibos.

Pero también reconoció que la pandemia nuevamente incrementó la cartera vencida, “volvemos finales del año a solicitar al Ayuntamiento el permiso para reactivarlos, porque de alguna manera el sistema tiene que vivir, pagar energía eléctrica, mantenimientos”, precisó.

Finalmente dio a conocer que todos los días una persona en promedio gasta 136 litros de agua, y el promedio nacional es de 288 litros al día, lo que mantiene un nivel adecuado.

(Jazmín Castro)