Gilberto Navarro

Guanajuato.- El comandante de Bomberos Simub, Iztayul Zamudio, informó que en el 2021 incrementó hasta en 400% la extensión de territorio afectado por incendios pastizales y forestales

Previó que el próximo año la temporada de fuegos vegetales será más difícil, ya que las lluvias propiciaron el crecimiento de yerbas y maleza.

Y es que la falta de lluvia que prevaleció el primer trimestre del año provocó que la vegetación seca se encendiera fácilmente, por lo que el cuerpo de bomberos que comanda, tuvo un incremento en los reportes de incendios de pasto y árboles.

Iztayul Zamudio declaró que además de haber más incendios, estos fueron más voraces y tuvieron una mayor afectación.

“Este año llevamos alrededor de 500 reportes, es muy similar a la cifra del año pasado, pero lo que cambió enormemente fue un incremento de 400 por ciento en el área de afectación, por las condiciones climatológicas, hacían que los incendios crecieran más rápido”.

Tan solo el cuerpo de bomberos SIMUB tiene registradas afectaciones por fuego en 1 mil 200 hectáreas de vegetación de distinto tipo durante lo que va del 2021, pero cuya cifra sería mayor si se suman los que atienden otros cuerpos de emergencia y de los que no se lleva registro.

Prevén más para el 2022

Foto: Gilberto Navarro

En este sentido, el jefe de bomberos señaló que esperan que para la próxima temporada de sequía también se registren varios incendios pastizales, ya que las lluvias provocan que crezca la vegetación que posteriormente se seca y es propicia a incendiarse.

“Actualmente hay una buena cantidad de agua, porque esto propicia una temporada de incendios pastizales y forestales para finales de este año e inicios del próximo, hay crecimiento de vegetación, para marzo y abril que es cuando empiezan los pastizales, puede haber un número importante”.

Finalmente, dijo que esperan que el periodo de sequía no se extienda y los periodos de lluvia sigan en su ciclo normal para el 2022.

ac