Redacción

España.- La Delegación del Gobierno en Madrid ha decidido prohibir “por motivos de salud pública” todas las convocatorias de manifestaciones o de concentraciones que habían sido comunicadas para los días 7 y 8 de marzo en la Comunidad.

La decisión se ha tomado tras estudiar los recorridos, previsión de asistencia, duración o lugares de celebración que se habían comunicado, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

Te podría interesar: Biden pide no confiarse; Brasil atraviesa lo peor de su crisis

Tras analizar detalladamente cada una de las peticiones presentadas “y teniendo en cuenta las posibles confluencias de distintas concentraciones multitudinarias en varias zonas de Madrid, se ha tomado la decisión firme de prohibir, por motivos de salud pública, todas las manifestaciones y concentraciones convocadas”.

El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, ha optado por prohibir todas las convocatorias “en un momento en el que la Comunidad de Madrid sigue siendo uno de los territorios de España con mayor índice de contagios, así como de personas hospitalizadas, por encima de la media nacional”.

La decisión se ha anunciado después de que este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias, volviera a hacer un llamamiento a la responsabilidad asegurando que “no ha lugar” a las manifestaciones este año. La Consejería de Sanidad madrileña también había desaconsejado todas las convocatorias sobre las que se le había pedido un informe técnico.

Con información de EFE

SZ