Staff Correo

Silao.- Luego de que Correo dio a conocer que la regidora Virginia Chacón Aguilar (Morena) logró colocar a seis familiares suyos en la nómina municipal, el gobierno de Silao defendió la contratación de los descendientes de la edil, y sostuvo que negarles el empleo hubiera sido un acto de discriminación violatorio de los derechos humanos.

Así lo informó este martes por medio de un comunicado, en el que no especificó si los hijos, nietos y la nuera de la regidora Virginia Chacón cumplen con el perfil para ocupar el puesto.

El documento tampoco menciona nada acerca de los apoyos económicos que fueron destinados a los familiares de la regidora, y que fueron tomados de las partidas para apoyos sociales que, en teoría, debían entregarse a personas de escasos recursos.

El gobierno que encabeza el panista Antonio Trejo expuso que la Contraloría Municipal determinó que “los datos que se han hecho públicos no se pueden considerar como elementos probatorios de un acto de corrupción, al no constituir ningún tipo de prueba”.

Y enseguida defiende: “En la opinión de la Contraloría Municipal sobre las publicaciones, no existen actos de corrupción, pues el coartar los derechos laborales a cualquier ciudadano que reúne los requisitos solicitados por el empleador, podría encuadrarse en un acto de discriminación y violación de los derechos humanos”.

Según la Real Academia de la Lengua Española, la palabra nepotismo proviene del latín nepos, -ōtis ‘sobrino’, ‘descendiente’ e –ismo, lo que significa “Desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos”.

Te podría interesar:

LC