Tras los desafíos del año pasado, en este 2021 el rubro de TI deberá crecer un 10%. El avance, se logrará más allá del segmento de consumo (teléfonos, tabletas, computadoras) que con la crisis no ha repuntado.

Pero además porque en medio de la complicada coyuntura del Covid-19, a las empresas no les ha quedado otra que acelerar su transformación digital.

Claudia Medina, gerente de investigación de IDC señala que desde 2020 el cambio, que ya se daba lentamente, se detonó. Añade que las mismas pymes a su manera se suman de forma precaria.

IDC espera para 2022 un crecimiento más estructurado hacia innovación, dado que el camino digital es irreversible.

También el gobierno debió evolucionar. Si bien la inversión federal a TI apenas creció 2.8% vs 2018, se ha dado gran énfasis al servicio.

El jueves IDC que comanda Edgar Fierro realizará la Décima Sexta Edición de su Cumbre de Gobierno y Tecnología. Con unos 200 expertos ligados a municipios, estados y dependencias federales, se enfatizará en la resiliencia.

Con Andrés Manuel López Obrador, más allá de los recortes al gasto en TI, se ha hecho un gran esfuerzo por optimizar el dinero, con más soporte de terceros, desarrollo de proveedores locales y apoyo en la nube.

A nivel estatal, si bien hay brechas con punteros como Jalisco, Veracruz, CDMX de Claudia Sheinbaum, el país está en un nivel intermedio con grandes rezagos en los municipios por la falta de conectividad. El usuario no tiene las herramientas y desconfía. Se requiere dice Medina una “alfabetización digital”.

En la reunión se enfatizará en la necesidad de dar continuidad a los esfuerzos y seguir con la interoperatividad gubernamental para apoyar más al ciudadano en la tramitología. Quizá el mayor logro en ese terreno es el SAT de Raquel Buenrostro, con ligas que hacen cada vez más difícil eludirlo.

Así que pese al momento, el gobierno no puede bajar la guardia y la inversión en TI deberá pertrecharse en el presupuesto 2022 ya en camino.

Evalúan emisiones por 10,000 mdp y gobierno riesgo

Recién trascendió una operación de compra-venta de papel en la que está involucrada Segalmex de Ignacio Ovalle. Con 770 mdp en default ésta llamó la atención de UIF de Santiago Nieto. El emisor es la sofom Corafi de René Dávila. Según esto dicha transacción sería la punta del iceberg de diversas emisiones de deuda privada hasta por 10,000 mdp que vencen y se renuevan en detrimento de tesorerías de los estados, universidades públicas y agencias gubernamentales. Sólo Corafi ha colocado unos 5,500 mdp y otra Sapi denominada Estrategia Corporativa en Finanzas (Escorfin) de Roberto Guzmán traería otros 4,500 mdp. Esta última involucró en su momento al gobierno de Nayarit en una oferta que ya no pudo renovar. Se habla del ex director de Interacciones Raúl Garduño como promotor. De hecho Banorte de Marcos Ramírez heredó algunas de esas operaciones al comprar el banco a Carlos Hank Rhon. El tema también lo evalúa la CNBV de Juan Pablo Graf. El pecado está en vincularse a deuda no certificada.

Fox incumple, demanda Santos y por nuevo aliado

Ayer Fox Sport ahora de Manuel Arroyo anunció que el Club Santos rescindió el contrato para la transmisión de sus partidos. Grupo Orlegi de Alejandro Irarragorri precisó que la cancelación fue efectiva al 17 de julio, tras iniciar un juicio que asegura sus derechos. De hecho ya se busca un nuevo aliado. Lo que sucede es que Disney/Fox incumplió en su relación con Santos. Desde noviembre en LA hay una demanda vs Disney de Bob Iger.