Futbolistas de España dispuestos a la huelga tras anuncio de partidos en EE.UU

Los futbolistas manifiestan su rechazo al la decisión de jugar en EE.UU.

Argumentan que para la decisión no consultaron al sindicato de jugadores lamentando que no pensaran en su salud y riesgos que conllevan los partidos

AFP

Madrid.- Tras una reunión con participación de Sergio Ramos (Real Madrid) y Sergio Busquets (Barcelona) este miércoles, el sindicato de futbolistas españoles AFE se mostró dispuesto a llegar a una huelga si la Liga mantiene su proyecto de trasladar un partido del campeonato español a Estados Unidos.

“Estamos cansados de que se tomen decisiones unilaterales que afectan directamente a los futbolistas”, como “jugar fuera de España”, afirmó en rueda de prensa en Madrid el presidente del sindicato, David Aganzo, luego de la reunión.

Aganzo indicó que en septiembre la AFE tiene prevista una reunión con la Liga de fútbol profesional (LaLiga), en la que le plantearán su rechazo a este proyecto y otros “problemas”, y le darán unos días para contestar.

Pero si no lo hacen satisfactoriamente “a finales de septiembre o principios de octubre tenemos que empezar a actuar” y “estamos dispuestos a llegar hasta el final”, aseveró Aganzo, evocando la posibilidad de “una huelga”.

LaLiga anunció el jueves pasado que un partido al año del campeonato español se jugará en Estados Unidos, un proyecto ideado en el marco del lanzamiento de una filial dedicada a su promoción en América del Norte.

Pero la decisión de LaLiga, que ya ha sido criticada en el pasado por sus iniciativas más orientadas internacionalmente que al mercado español, irritó a la AFE, que lamentó que no se pensara en “la salud y los riesgos de los jugadores”.

Por ello, el sindicato convocó la reunión de este miércoles con los capitanes de los equipos de primera división, a la que asistieron según la prensa local jugadores como Sergio Ramos y Nacho del Real Madrid y Sergio Busquets y Sergi Roberto del FC Barcelona, entre otros.

“Nos estamos acostumbrando a ver un fútbol solamente de dinero y de ‘business'”, dijo Aganzo, al señalar que los jugadores también resienten los “calendarios superapretados” dispuestos por la Liga, con “horarios que solo benefician al público de afuera” o con partidos los lunes.

“Llega un momento en que tenemos que decir basta”, agregó.

Desde la llegada de su presidente Javier Tebas, LaLiga ha seguido una política de conquista internacional para intentar rivalizar con la todopoderosa Premier League inglesa, especialmente en el mercado de los derechos televisivos.

LaLiga registró durante la temporada 2016-2017 3 600 millones de euros de ingresos y para 2017-2018 aseguró que espera superar por primera vez la barrera de los 4 000 millones de euros de ingresos.

RC