Redacción

Goiás, Brasil.- El partido de fútbol del campeonato brasileño entre el Atlético Goianiense y el Corinthians probablemente será recordado durante mucho tiempo, no por el empate a uno, sino por el doloroso episodio en el que el mediocampista del equipo visitante, Rómulo Oteroperdió cuatro dientes.

En el minuto 13 del primer tiempo, el venezolano se tropezó en busca de la pelota, y al caer chocó con la rodilla del jugador del Atlético Goianiense, Gustavo Ferrareis. Otero recibió un fuerte golpe directo en la boca y perdió los dientes.

Fue en ese momento cuando el doloroso episodio se tornó algo cómico, debido a que uno de los compañeros de Otero, Fabio Santos, se puso a buscar los dientes, los juntó y se los llevó al árbitro.

El venezolano, que no se fue de la cancha y continuó jugando, se tomó la situación con humor y ya se puso en manos del dentista.

Con información de RT

Imagen de MedioTiempo

Te puede interesar:

RO.