Redacción

México.- La Liga MX y la Federación Mexicana de Futbol unieron fuerzas para buscar que el grito homofóbico no vuelva a aparecer en los estadios.

Además de erradicar esta mala costumbre, enfocado a que la FIFA ha tomado esa expresión como excusa para presionar a la FMF de exentarla de pagar impuestos sobre las ganancias obtenidas por la Copa del Mundo tripartita que se desarrollará en 2026 en Estados Unidos, Canadá y México.

El propósito es evitar que el grito vuelva a manifestarse en los estadios y vengan los castigos y multas.

Con los pasados Gobiernos, los clubes se apoyaban en decretos presidenciales, los cuales utilizaban a su beneficio para recibir favores fiscales.

El pasado noviembre de 2019 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) firmó un convenio con la Liga MX para “el intercambio de información y mayor control financiero de los clubes”. A pesar de esto, la UIF tiene en investigación a varios equipos, no sólo por los impuestos, sino por prácticas monopólicas.

En los juegos amistosos de la Selección se tiene la orden de detener las acciones cuando se den los gritos; lo mismo sucedería en la Liga MX.

Con información de El Universal

Te podría interesar: Paola Espinosa culpa a Ana Gabriela Guevara por ausencia en Olímpicos de Tokio

SZ