Manuel Arriaga

Pénjamo.- En el municipio de Pénjamo se volvió a registrar una nueva contingencia ocasionada por las lluvias, que derivó en el rompimiento de dos presas de uso agrícola y la inundación de decenas de viviendas, en la comunidad La Granjena.

Desde la noche del sábado, se registró una fuerte lluvia que afectó la ciudad y parte del medio rural, la misma zona que el viernes pasado sufrió inundaciones a consecuencia del exceso de agua.

Debido los escurrimientos, el agua ocasionó el desborde y rompimiento del bordo de la presa de la comunidad El Pochote de Morales, inundando al menos 50 hectáreas de terrenos de cultivo sembradas con maíz y sorgo.

El agua de esta presa a su vez, ocasionó la inundación por varias horas, de la carretera estatal La Herradura frente a la comunidad El Pedregal de Abajo y el rompimiento del bordo de la segunda presa, en esta localidad.

El agua desbocada de las dos presas inundó decenas de terrenos de cultivo y ocasionaron el deslave de las vías del tren, a la altura de la comunidad San Carlos, ocasionando el cierre de las vías férreas por dónde transita el tren que cubre la ruta México-Guadalajara.

Por otro lado, los escurrimientos de agua que provienen de la cabecera municipal, ocasionaron nuevamente y por tercera vez en menos de un mes, la inundación de más de 20 viviendas en la comunidad La Granjena, donde personal de Bomberos, Cruz Roja, Protección Civil Municipal y Protección Civil del Estado, trabajan para desfogar el agua de las viviendas.

Los habitantes urgieron a las autoridades municipales y estatales para que se realicen las obras necesarias que eviten, sufran inundaciones en cada temporada de lluvias.

Te podría interesar: Inundaciones por fuertes lluvias afectan a cerca de 50 familias en Uriangato

SZ