Maria Espino

Guanajuato.- A causa de la fuerte lluvia de la madrugada de este viernes, en la ciudad de Guanajuato se desprendió una parte del cerro ubicado a un costado de la carretera Guanajuato-Dolores Hidalgo.

El deslave de rocas ocurrió la madrugada del viernes, cerca de las 6:30 horas. Las piedras quedaron regadas en medio del arroyo vehicular impidiendo el paso de carros.

Al lugar acudieron elementos de Bomberos Voluntarios de Guanajuato y de Protección Civil municipal, quienes se hicieron cargo de limpiar la zona y despejar el camino.

Cabe señalar que a causa de esta tormenta, que se prolongó toda la noche, el servicio de luz eléctrica fue interrumpido en varios puntos de la ciudad y se fue restableciendo poco a poco a lo largo de la mañana de este viernes.

MD