Luz Zárate

Salvatierra.- Después de la abundante lluvia que cayó en la comunidad Maravatío del Encinal el pasado viernes, el dictamen final fue de 700 casas afectadas de las cuales 138 sufrieron cuantiosas pérdidas materiales, que para ellos significa su patrimonio hecho a base de esfuerzo y trabajo. 

Este martes el titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (SEDESHU) Gerardo Morales Moncada y la alcaldesa Alejandrina Lanuza, acompañados de funcionarios municipales realizaron una gira por las calles y colonias afectadas en Maravatío del Encinal.

Las 700 casas afectadas están ubicadas en un radio de 18 cuadras, en donde el nivel de agua subió desde 50 centímetros hasta metro y medio, en todas entró diferente cantidad de líquido, la afectación dependió de cómo sus habitantes pudieron contener el caudal. En la mayoría de las viviendas colocaron costales de arena, pero al ver que iba subiendo el nivel muchos optaron por abandonar su hogar y resguardarse en la casa de algún familiar o de vecinos.

No pudieron hacer nada, el agua cayó muy rápido

A todas las familias la lluvia los sorprendió, tristes narraron que en dos horas cayó tanta cantidad de agua que ya nada pudieron hacer por salvar sus muebles. La causa, dicen es que llovió demasiado en muy poco tiempo, los canales y arroyos no han sido limpiados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), las condiciones del drenaje y porque las calles inundadas son bajadas. 

Durante el recorrido del Secretario de SEDESHU y la alcaldesa Alejandrina Lanuza, fueron decenas de historias de personas que contaron su desgracia y pidieron apoyo a las autoridades estatales y municipales.

“Desde el 90 esta es la cuarta vez que me inundo, pero esta fue la peor, el agua subió como 80 centímetros, se nos mojaron los colchones y otros muebles”, dijo Salvador Nava, al tiempo que le decía al Secretario de Desarrollo Social que “ojalá sea cierto que los van apoyar”.

“Pero regresa, ya hace años vinieron y nos dijeron que nos iban a ayudar y nada que volvieron”, señaló Gerardo Morales, quien hizo énfasis en que eran otros gobernantes y se comprometió a que si va a regresar y hasta apostó unos tacos.

Fotos: Martín Rodríguez

Se compromete a ayudar

Gerardo Morales preguntó en cada vivienda qué fue lo que perdieron, cuántas personas viven en cada hogar y se comprometió a que se apoyará con enseres.

Morales informó que las pérdidas son sobre todo enseres domésticos, entre ellos colchones, bases de cama, refrigeradores y estufas y ahora que ya se tiene el censo de pérdidas, se pasará a los procesos administrativos para que en breve se les pueda apoyar con algunos muebles.

“Derivado de las situaciones climáticas que vivimos en todo el mundo, pueden suceder dos fenómenos, o una sequía o lluvias torrenciales que nos causan algunas afectaciones como las que estamos viendo hoy”, señaló Morales.

Luego de la visita que hizo el pasado sábado el Coordinador Estatal de Protección Civil, Luis Antonio Güereca, la alcaldesa Alejandrina Lanuza y su equipo de trabajo; ya se tiene un dictamen de afectaciones, en el que revela que fueron 700 casas con encharcamientos e inundaciones, pero en 138 se tuvieron pérdidas materiales.  

“Hay un dictamen ya que puede sufrir una adecuación, ya está el dictamen de Protección Civil y de la Secretaría de Desarrollo Social para poderlos apoyar y en compañía del gobierno municipal instrumentaremos lo necesario para poder recuperar los enseres más básicos. Tenemos un presupuesto destinado para esto, que está en el presupuesto de egresos, que no está por evento, sino en base a las necesidades y hasta donde nos alcance los recursos”, señaló Gerardo Morales.

Por su parte, la alcaldesa Alejandrina Lanuza, destacó que desde el viernes se hizo una visita en la zona, el sábado se comenzó el censo de personas afectadas así como las pérdidas que se tuvieron y se ha estado apoyando a los ciudadanos con la limpieza, sanitización de aljibes, fumigación para evitar el tema de dengue.

Lanuza destacó que para ayudar a las personas se organizó una colecta de víveres, ropa, material educativo y juguetes en buen estado, para entregar a los afectados, pero enfatizó que sean objetos en buen estado, que no sea “lo que les sobra sino que sea de utilidad” para quienes hoy perdieron su patrimonio. Los interesados en apoyar pueden acudir al DIF municipal.

Fotos: Martín Rodríguez

Lamenta desaparición de Fonden

El titular de la SEDESHU dijo que fue un error del Gobierno Federal la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

El Secretario manifestó que en lo que va de la temporada de lluvias, la afectación más fuerte ha ocurrido en esta comunidad de Salvatierra, en donde el Gobierno el Gobierno Estatal hará frente a la contingencia, pues los vecinos tuvieron pérdidas materiales que afecta su calidad de vida, que en muchos de los casos es su patrimonio de toda la vida.

Morales explicó que el Fonden apoyaba este tipo de contingencias y que daba un alivio a las personas afectadas por un desastre natural.

“Era un fondo que estaba hecho para atender los desastres naturales, bajo una mecánica que dictaba Protección Civil y que permitía dar una respuesta oportuna a este tipo de eventos, desafortunadamente hoy lo desaparecen, no hay recursos federales, nuestro Gobernador ha mantenido este programa que permite dar respuesta ante este tipo de eventos, en lo más esencial que es lo básico de un hogar”, afirmó.

Morales resaltó que los desastres naturales que hoy se pueden presentar pueden ser incuantificables y ese fondo daba respuesta a ese tipo de problemas en que se rompía la calidad de vida de las familias”.

El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) era un instrumento financiero que proporcionaba suministros de auxilio y asistencia ante situaciones de emergencia para responder a las necesidades urgentes para la protección de la vida y la salud de la población ante la inminencia o el paso de un fenómeno natural que causara desestabilidad.

Para acceder a los recursos, cada entidad en el país realizaba una solicitud de la Declaratoria de Emergencia y hacer un reporte de las condiciones de emergencia. 

Pero ante la falta de recursos federales, será el estado el que haga frente a la necesidad de las familias afectadas.

Aún no se tienen cuantificados -en dinero- los daños, pero ya se tiene un censo de los afectados y lo que perdió cada uno. 

“Tenemos un programa para atención de contingencias, el Gobierno del Estado ya tiene varios años que lo tiene instrumentado para apoyar a nuestra gente que sufre estos efectos ante un efecto climáticos, estamos preparados con los equipos para atender si se presenta alguna otra situación de este tipo… aquí son 138 hogares  los que tienen cierto grado de afectación, ahorita durante este recorrido estamos verificando toda la información”, afirmó.

Fotos: Martín Rodríguez

LC