Roberto Lira

Celaya.-Ante el nombramiento de Víctor Alejandro Aguilar Ledesma como nuevo obispo de la Diócesis de Celaya, el ahora obispo emérito, Benjamín Castillo Plascencia, señaló que fue una bendición haber sido el pastor del pueblo católico de Celaya y otros 10 municipios.

Benjamín Castillo Plascencia renunció a su cargo en el mes de septiembre del 2020 al llegar a los 75 años de edad, como el Código de Derecho Canónico. Esta renuncia fue aceptada por el Papa Francisco el pasado sábado, nombrando como sucesor al obispo auxiliar de la Diócesis de Morelia.

Al respecto, Castillo Plascencia señaló que aunque no será más obispo en funciones, siempre será obispo emérito de Celaya y mantendrá cercanía con el municipio.

“Muy contento de haber estado aquí, fue una bendición para mí y no hay fecha que no se llegue. Yo creo que un orgullo es que voy a seguir siendo siempre de Celaya, seguiré siendo emérito de Celaya, no me mandan a otra diócesis. Voy a Guadalajara porque es mi origen, ahí está mi familia, me voy a vivir allá, pero no quiere decir que no pueda venir a saludar a los amigos, siempre seré obispo emérito de Celaya”, comentó.

Semillas quedan

Aunque dijo que está satisfecho con lo realizado en la Diócesis: “siempre quedarán cosas por hacer, pero de estas se dejan las semillas para que su sucesor dé continuidad y Dios ayude a crecer”.

“Me hubieran gustado muchas cosas, tenemos que trabajar y le ponemos a veces mucho más y no logramos lo que queremos, pero Dios es el que da el crecimiento. Nosotros ponemos el esfuerzo, nos toca sembrar, y a él le toca hacer crecer la esperanza”, comentó el prelado.

Castillo Plascencia mencionó que el nuevo obispo fue nombrado de una terna presentada a la santa sede, siendo elegido monseñor Alejandro Aguilar Ledesma, quien es oriundo de una comunidad de Valle de Santiago y hasta el sábado pasado se desempeñaba como obispo auxiliar de la Diócesis de Morelia, por lo que será un prelado con pleno conocimiento de la situación que vive actualmente Celaya y los municipios de la región.

Asimismo, comentó que por ahora no se tiene fecha en la que el nuevo obispo tomará el cargo, sin embargo, se estima que sea en menos de un mes que se pueda presentar, mientras tanto se trabaja en el proceso para recibir a quien será el quinto obispo de la Diócesis de Celaya.

ndr