Fue insuficiente el dinero para reparar la Catedral

Para concluir el trabajo se requieren 450 mil pesos, dijo el obispo José de Jesús Martínez. Foto: Eduardo Ortega

Nayeli García

IRAPUATO, Gto.- Los tres millones de pesos destinados para la reparación de la Catedral de Irapuato no fueron suficientes, por lo que el obispo José de Jesús Martínez Zepeda buscará obtener 450 mil pesos más para atender las grietas de la estructura, las cuales resultaron ser más graves de lo que se tenía contemplado.

Para concluir el trabajo se requieren 450 mil pesos, dijo el obispo José de Jesús Martínez. Foto: Eduardo Ortega
Para concluir el trabajo se requieren 450 mil pesos, dijo el obispo José de Jesús Martínez. Foto: Eduardo Ortega

El religioso comentó que el dinero sólo alcanzó para estabilizar los muros del inmueble y reparar la Capilla del Sagrado Corazón. Esta última estaba a punto de derrumbarse y presentaba daños considerables, y fue este punto el que requirió de mucho material que no se tenía contemplado, por lo que se dejó fuera la Capilla de la Reconciliación y un pasillo que comunica dos secciones.

Martínez Zepeda indicó que el avance de las reparaciones no depende de él, y la solución final, según los restauradores, es que el pozo de JAPAMI sea cerrado completamente, pues aunque no sea utilizado está afectando la estructura, sin embargo dijo estar consciente de que el beneficio de la ciudadanía está por encima del de él y por ello no ha insistido en la clausura definitiva del mismo.

Para pode continuar con las reparaciones, tan sólo en la Capilla del Sagrado Corazón requiere de 450 mil pesos, los cuales aún no sabe con quién serán gestionados, pues aunque son requeridos, señaló que a los feligreses no les puede pedir más, pues siempre son los más pobres los que más ayudan.

“Estamos en tiempos de crisis y no puedo exigir a mis feligreses más, y los fieles cristianos son siempre los pobres, y me conmueve hasta las lágrimas que viene una señora de El Carrizal y me trae cosas para el seminario y dos o tres boletos”, compartió el prelado.