SUN

Ciudad de México.- La familia D’Alessio anunció que no tomará acciones legales en contra de las personas que golpearon a César, hijo de la ‘Leona dormida’.

El pasado 16 de diciembre la cantante Lupita D’Alessio se enteró de que su hijo César había sido golpeado en una fiesta en la que lo contrataron.

“A mí la madrugada que me habló mi hijo Ernesto y vi las fotos me solté a llorar, yo creo que las mamás que lo hayan visto me van a entender o que hayan pasado por cosas así. Es muy difícil lo que ha pasado en este país, tantos jóvenes desaparecidos también”, relató en entrevista con Ventaneando.

“Le digo a César ‘seamos empáticos con esa gente, tú estás aquí, estás con vida, no justifica nada lo que te hicieron pero estás respirando’. Se dijo por ahí que mi hijo se había vendido y si hay algo que los D’alessio tenemos es que no necesitamos hacer ese tipo de cosas y menos de dinero mal habido, lo que le pasó a mi hijo fue abuso de poder, fue corrupción”, sentenció.

En el momento de los hechos César compartió en redes sociales una fotografía con el rostro ensangrentado y detallo que así lo había dejado “el hijo del ex gobernador del Estado de México, Arturo Montiel”.

Lupita también explicó que por la golpiza que le dieron a César sus cuerdas vocales siguen afectadas pues lo estuvieron ahorcando. Además le operaron la nariz.

“No le pedimos dinero, nada a nadie. Yo le pagué sus operaciones a mi hijo. Lo digo abiertamente y a mucha honra, no queremos dinero sucio, queremos paz, nada más”, apuntó la cantante.

LC