Agencias

Ciudad de México.- Francia fue capaz de remontar dos goles en contra para ganar 3-2 a Bélgica, ayer en Turín y clasificarse para la final de la Liga de las Naciones, que disputará el domingo en Milán contra España, que el miércoles apeó a Italia.

Yannick Carrasco al minuto 37 y Romelu Lukaku al 41 habían encarrilado el pase de Bélgica en la primera parte, pero Francia reaccionó en la segunda remontando con goles de Karim Benzema al 62, Kylian Mbappé cobró el penal al minuto 69 y Theo Hernandez definió el resultado al 90.

Sin marcar desde hacía seis partidos y perturbado por las críticas, Mbappé encontró su mejor versión en el Juventus Stadium, siendo un tormento con sus bicicletas para la defensa belga y marcando el tanto del 2-2, lo que le sirvió para desquitarse del penal que falló en la tanda decisiva ante Suiza y que supuso la eliminación de Francia en octavos de la pasada Eurocopa.

Su gran noche la completó con la asistencia para Benzema en el primer gol francés. El madridista recibió, se dio la vuelta y cuadró un tiro cruzado en medio de un bosque de piernas belgas.

Con su tanto Benzema (91 partidos con Francia) alcanzó los 32 goles como internacional, superando a Zinedine Zidane, y acercándose a David Trezguet, quinto en la clasificación histórica con 34, en una lista en la que manda Thierry Henry con 51.