Opinión Yerbamala

Forjó el objetivo político

1.- Forjó el objetivo político

Elvira Paniagua Rodríguez

Las respuestas o reacciones de los gobiernos, estatal y municipal, por los lugares que ocupan Celaya e Irapuato en el concierto internacional, primero y quinto, de las 50 ciudades más violentas del mundo en 2020, no merecía la réplica inmediata del gobernador Diego Sinhue Rodríguez al asegurar que los homicidios –dolosos- en La Cajetera van a la baja, porque el casillero se lo otorgó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A. C., con base a los totales de los delitos cometidos el año pasado, el resultado 2021 llegará en 2022.

Si la numeraria está sustentada con información de la Federación que recibe de la Fiscalía General del Estado (FGE) donde es titular Carlos Zamarripa Aguirre, aunque los organismos autónomos la muestren con barras o distribuida en una normal- campana de Gauss-, o cruzadas con otros referentes, como la cantidad de población, los datos del paquete serán los mismos. El alcalde de Irapuato, Ricardo Ortiz Gutiérrez, optó por la antigualla, esa Asociación Civil no está avalada por ninguna institución y suma en la metodología delitos cometidos en La Fresera y Salamanca.

Se espera que las autoridades de las plazas, Celaya, Irapuato y León, 47 lugar, junto al mandatario estatal orienten a los representados respecto del “grave problema de inseguridad”, sobre todo, cuándo la aplicación de la estrategia “Guanajuato Seguro” y tácticas diseñadas, proveerán la seguridad pública a los guanajuatenses como mandatan las Leyes, más allá de los “impactos mediáticos”. La hoy silente Elvira Paniagua, Ricardo Ortiz, Héctor López Santillana y el gobernador Sinhue Rodríguez tienen el tiempo del trabajo conjunto para evitar bochornos. Lo dicho por Diego resulta clave: “no desestimo, pero hay que revisar”.

2.- Fuerza femenina rojo marrón

María del Carmen Cano

Después de tener al precandidato con los números de preferencia más alto en las encuestas de Morena en toda la entidad con Roberto Loya Hernández, la nomenclatura del partido rojo marrón determinó cambiar de género colocando en esa posición a la aspirante con la preferencia más baja, María del Carmen Cano Canchola, que preside la planilla de morenos que contiende por el Ayuntamiento de Guanajuato.

La académica de la Universidad de Guanajuato, ex secretaria general de la Asociación Sindical del Personal Académico y Administrativo de la Universidad de Guanajuato (ASPAAUG), Cano Canchola, se podría subscribir, remará a contracorriente por la manera tan atropellada en que se integró su planilla y el reto de conseguir, al menos, los tres regidores que trae Morena en la administración municipal 2018-2021.

La candidata a la alcaldía capitalina, a quien por cierto la ASPAAUG le retiró sus derechos sindicales hasta el año 2034, en las sindicaturas tiene a Alejandro Calendario Sosa y Juana Angélica Luna, y en las primeras regidurías colocó a conocidas activistas de Cuévano: en la primera, Paloma Reyes Lacayo; la segunda, Estefanía Porras Barajas y en la tercera, Laura Elena Ortega Robles. Ernesto Prieto y Oscar Novella, colocaron el bloque de féminas con las que Morena buscará presencia en Guanajuato capital.

3.- Pa´ los cuates

Armando López Ramírez

Ni siquiera se ha enfriado entre los cuevanenses el malestar por la disposición del alcalde interino Armando López Ramírez de aligerarle el pago de agua potable a sus compañeros hoteleros, como prebenda especial, cuando en todos los hogares guanajuatenses se sufre la carestía, y el edil da otro traspié, ahora queriendo quedar bien con restauranteros y dueños de bares, que con los propietarios de hoteles hacen la triada de servicios turísticos, les quiere quitar competencia.

López Ramírez, alcalde de Guanajuato Capital, quien parece olvidar su promesa de gobernar para bien de todos los cuevanenses, apenas al inicio de abril, ha dado alas a la idea de apoyar la economía de bares y restaurantes, reduciendo la venta –por disposición municipal- de bebidas alcohólicas en tiendas de conveniencia o misceláneas, añadiendo como justificante aquello de la seguridad en las calles. Afecta a unos para ayudar a otros.

El alcalde interino no sólo invade la competencia de otros órdenes de gobierno, sino que se echa encima a cadenas nacionales y quiere hacer de las reglamentaciones privilegios particulares, a favor de sus cuates. Quiere forjar estos compromisos, yendo más allá de su tiempo de mandato -termina en junio su gestión- porque quiere atenazar a los tenderos para el Festival Internacional Cervantino, evento al que ya le apuesta carácter presencial, algo que, por cierto, tampoco le corresponde decidir. En La Cañada, le piden… mesura.

De la Valija. Violencia política en alza

Luego de que personal especializado de la Guardia Nacional revisara los detalles del caso, se ha determinado el otorgamiento de protección a Itzel Balderas, candidata del Partido Acción Nacional por la diputación federal del distrito 15. El análisis no dio espacio a la duda, el hostigamiento y amenazas, recurrentes a la aspirante, no sólo marcan posible riesgo a su integridad física, sino un precedente sobre el incremento de la violencia política en este proceso electoral.

La candidata también tiene en curso dos denuncias penales contra hostigamiento cibernético, las cuales avanzan y es altamente previsible que haya pronto actuación contra el o los presuntos responsables por la violencia digital.

Zoe Robledo Aburto

La presión sobre la institución a su cargo ya era mucha, luego de que por un año se suspendieron las atenciones ordinarias a los derechohabientes, posponiéndose cirugías, revisiones por especialistas, vaya, hasta cuestiones elementales como estudios de sangre o radiografías. Todo por la COVID-19. Una decisión que merecerá también la revisión histórica, pues poco se cumplió aquella promesa de que en el sector privado se cubriría lo que el gobierno no aportaba en su reconfiguración emergente. Con un alto costo en vidas.

Zoe Robledo Aburto, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dispuso la reanudación de servicios médicos, entre ellos: cirugía general, oncología, ginecología y oftalmología. Prioridad en lo que ha sido, tal vez, la mayor causa de muertes por la irrupción de la pandemia, el abandono a los enfermos que estaban por tener una cirugía o que no siguieron sus tratamientos y evaluaciones por enfermedades crónico-degenerativas desde la medicina de alta especialidad.

Para el titular del IMSS y todos sus delegados, la atención negada por un año a sus derechohabientes, aún en las condiciones especiales prevalecientes, es una dura cuesta que remontar. No sólo eso, deberá ofrecerse a la sociedad cuentas claras sobre el impacto de las decisiones.

Otras noticias