Redacción

Guanajuato.- Con quemaduras de primer y segundo grado en el rostro resultó un joven, menor de edad, tras haber sido alcanzado por un flamazo generado en la plancha del puesto ambulante de “hot-dog” en el que trabaja.

El percance ocurrió alrededor de las 23:00 horas, cuando el joven se encontraba trabajando y al estar preparando los alimentos, de manera sorpresiva, se alzó una flama que le alcanzó el rostro ocasionado quemaduras graves.

Al sitio arribó personal de Protección Civil quienes prestaron las primeras atenciones médicas al afectado de 16 años de edad, quien presentó quemaduras de primer y segundo grado en la cara por lo que una vez estabilizado lo trasladaron a la clínica del ISSSTE.

De acuerdo a las primeras averiguaciones sobre la causa del percance, se supo que al parecer el flamazo se debió a la acumulación de gas LP.