Umarán 12, uno de los inmuebles catalogados.

Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) pediría un informe al Fiscal Especializado, Marco Antonio Medina Torres, sobre la denuncia por los presuntas irregularidades como trafico de influencias y abuso de autoridad, tras la pérdida de siete inmuebles que pertenecerían a la Universidad de Guanajuato (UG) en San Miguel de Allende.

Así lo informó el Secretario Ejecutivo del SEA, Erick Gerardo Ramírez Serafín, luego del recurso que presentó al respecto el Observatorio Estatal Ciudadano de Guanajuato (OEC-GTO).

“Si hay una denuncia penal, los más prudente es que el fiscal especializado informe el avance de la investigación como lo ha hecho en otros casos, para darle un seguimiento, y en caso de determinarse alguna acción respecto a una falta, la Secretaría Ejecutiva dará el soporte técnico”, explicó.

Erick Gerardo Ramírez Serafín, Secretario Ejecutivo del SEA. Foto: Lourdes Vázquez

Ver nota: Pérdida de inmuebles en la UG: OEC exige sanción; Agripino evade “polemizar”

Erick Ramírez Serafín refirió que hasta el momento y luego de que el pasado 16 de junio y los días posteriores Correo ha documentado el desfalco de varios inmuebles que eran propiedad de Carmen Beckmann, la Secretaría Ejecutiva del SEA, no ha recibido ninguna denuncia formal al respecto, aunque, de cualquier forma, este organismo no tiene facultad de investigación.

“Lo que como Secretaría Ejecutiva hacemos es darle ese soporte técnico al Comité Coordinador, el cual tiene área de investigación, área de control interno, área de auditoria y área de sanción (…) nosotros no tenemos esas atribuciones, y al no tener atribuciones, formalmente no conocemos del tema, salvo por la parte del Periódico Correo y del comunicado oficial de la Universidad de Guanajuato”.

Precisó que el Consejo Coordinador está integrado por los representantes de varias instancias, una de estas la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, por lo que -como se ha hecho en otros asuntos que se han tratado en el seno del comité- se pediría que se diera un informe, no obstante, esto tendría que ser a petición de la presidenta del Comité de Participación Ciudadana (CPC) y del Comité Coordinador, Hilda Marisa Venegas Barboza.

“Si hay una denuncia presentada, ya es del conocimiento del fiscal, entonces en esa coordinación de todos los entes, insisto la Fiscalía Especializada participa en el Comité Coordinador dentro de las actividades”, concluyó.

Ver nota: Exigen investigar corrupción tras pérdida de inmuebles de la UG; señalan más propiedades

Cómo perder una propiedad en seis pasos

  • 13 de octubre 2014 – Fallece la dueña de la casa, la norteamericana Carmen Beckmann Macías.
  • 17 de diciembre 2014 – Pese a que la propiedad debió adjudicarse a la UG, su apoderada legal autoriza ceder todos los derechos a Gloria Espinoza Briseño, excolaboradora de la finada Carmen Beckmann.
  • 20 de mayo 2015 – Gloria Espinoza vende la propiedad en 40 millones de pesos.
  • 13 noviembre 2015 – El Juez Segundo Civil de Partido en San Miguel de Allende ratifica que la propiedad es de Gloria Espinoza, con base en el convenio de cesión que un año atrás firmó con la apoderada de la UG.
  • 15 diciembre 2015 – La UG interpone una apelación para tratar de anular la entrega de la propiedad.
  • 18 febrero 2016 – La Segunda Sala Civil del Supremo Tribunal de Justicia determina que la cesión era irreversible.

Bienes que van y vienen

En la última década, la UG recaudó más de 16 millones de pesos mediante la venta de inmuebles que le fueron adjudicados tras el fallecimiento de personas que no tenían herederos o alguien que reclamara derechos sobre esas propiedades.

Mediante una solicitud de transparencia, la UG informó que entre 2010 y 2015 sumó a su patrimonio 20 inmuebles por esta vía, de los cuales 15 ya los comercializó y cinco los mantiene como parte de su patrimonio. En el listado no incluyó la casona de la calle Hernández Macías en San Miguel de Allende.

Ver nota: Pierde UG inmuebles por descuido de área jurídica