Agencias

Londres.- Cientos de líderes mundiales, políticos poderosos, multimillonarios, celebridades, líderes religiosos y narcotraficantes han estado ocultando sus inversiones en mansiones, propiedades exclusivas en playas, yates y otros activos durante los últimos 25 años, según una revisión de casi 12 millones de archivos obtenidos a partir de 14 firmas distintas en todo el mundo.

En el informe publicado ayer por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación participaron 600 periodistas de 150 medios de comunicación en 117 países. Se le está dando el apodo de ‘Papeles de Pandora’ porque los hallazgos arrojan luz sobre los acuerdos previamente ocultos de la élite y los corruptos, y de cómo han utilizado cuentas en el extranjero para proteger activos que en conjunto valen billones de dólares.

Entre los más de 330 políticos en funciones y retirados identificados como beneficiarios de las cuentas secretas están el rey jordano Abdalá II, el exprimer ministro británico Tony Blair, el primer ministro checo Andrej Babis, el presidente keniano Uhuru Kenyatta, el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, y socios del primer ministro paquistaní Imran Khan y del mandatario ruso Vladimir Putin.

Muchas de las cuentas fueron diseñadas para evadir impuestos y ocultar activos por otras razones sospechosas. “La nueva filtración de datos debe ser una llamada de atención”, dijo Sven Giegold, legislador del Partido Verde en el Parlamento Europeo. “La evasión fiscal global azuza la inequidad global. Necesitamos ampliar y pulir ahora las medidas para combatirla”.

Oxfam International, consorcio británico de organizaciones de ayuda humanitaria, elogió los ‘Papeles de Pandora’ por exponer ejemplos desvergonzados de avaricia que privaron a los países de unos ingresos fiscales que pudieron haber sido utilizados en el financiamiento de programas y proyectos para el bien común.

“Aquí es donde están los hospitales que nos faltan”, señaló Oxfam en un comunicado. “Aquí es donde se encuentran las nóminas de todos los profesores, bomberos y funcionarios adicionales que necesitamos. Cada vez que un político o líder empresarial afirma que ‘no hay dinero’ para invertir en el combate al cambio climático o en la innovación, para más y mejores empleos, para una recuperación justa posterior al Covid, para más ayuda internacional, ya saben dónde buscar”.

Los ‘Papeles de Pandora’ son un proyecto precedido por uno similar publicado en 2016 y al que se llamó los ‘Papeles de Panamá’, compilado por el mismo grupo periodístico.

El bombazo noticioso más reciente es aún más amplio, ya que se trata de casi 3 terabytes de datos ºel equivalente a unas 750 mil fotos en un teléfono- filtrados de 14 proveedores de servicios diferentes que operan en 38 jurisdicciones distintas del mundo. Los registros se remontan a la década de 1970, pero la mayoría de los archivos abarcan desde 1996 hasta 2020.

En contraste, los ‘Papeles de Panamá’ recogieron 2.6 terabytes de datos filtrados por un bufete de abogados ahora extinto llamado Mossack Fonseca, que se ubicaba en el país que inspiró el apodo de ese proyecto.

La investigación más reciente se centró en cuentas registradas en paraísos fiscales conocidos, incluidas las Islas Vírgenes Británicas, Seychelles, Hong Kong y Belice. Sin embargo, algunas de las cuentas secretas también estaban dispersas en fideicomisos creados en Estados Unidos, incluidos 81 en Dakota del Sur y 37 en Florida.

Algunos de los primeros hallazgos publicados ayer pintaban una imagen sórdida de las personas prominentes involucradas.

Por ejemplo, la investigación encontró que asesores ayudaron al rey Abdalá II a crear más de 30 empresas fantasma de 1995 a 2017, ayudando al monarca a comprar 14 residencias por un valor superior a 106 millones de dólares en Estados Unidos y Gran Bretaña. Una de ellas era una propiedad de 23 millones de dólares con vista al mar en California adquirida en 2017 a través de una empresa de las Islas Vírgenes Británicas. Los asesores fueron identificados como un contador inglés en Suiza y abogados en las Islas Vírgenes Británicas.

Blair, primer ministro de Gran Bretaña de 1997 a 2007, se convirtió en el propietario de un edificio victoriano de 8.8 millones de dólares en 2017 al comprar una compañía en las Islas Vírgenes Británicas que tenía el inmueble, y dicho edificio ahora alberga el bufete de abogados de su esposa, Cherie Blair, según la investigación. Ambos le compraron la compañía a la familia del ministro de Industria y Turismo de Bahréin, Zayed bin Rashid al Zayani. Al adquirir las acciones de la empresa en lugar del edificio de Londres, los Blair se ahorraron más de 400 mil dólares en impuestos sobre la propiedad, según la pesquisa.

En 2009, el primer ministro checo, Andrej Babis, invirtió 22 millones de dólares en empresas fantasma para comprar un castillo en un pueblo de la comuna francesa de Mougins, cerca de Cannes, según la investigación. Las empresas fantasma y el castillo no figuraban en las declaraciones de bienes de Babis, de acuerdo con los documentos obtenidos por Investigace.cz, socio checo del grupo periodístico. “Estaba previendo que ellos sacaran algo justo antes de los comicios para perjudicarme e influir en las elecciones checas”, tuiteó Babis.

LC