Gilberto Navarro

Guanajuato.- Según afirmó el alcalde Alejandro Navarro, el fin de semana pasado en la zona sur de la ciudad se llevó a cabo una fiesta clandestina en la que se aglomeraron más de 300 personas en una casa acondicionada como salón de fiestas, donde hubo menores de edad, riñas e intoxicados por alcohol y drogas.

El edil reprochó que se lleven a cabo estos eventos y anunció que el inmueble ya fue clausurado. Previamente había dado a conocer que interpondrían una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por este festejo.

Ver nota: Guanajuato: Denunciarán a responsables de fiesta clandestina en Villaseca

Ver nota: Variante delta amenaza fiestas patrias y FIC en Guanajuato capital

“Un padre de familia, me dice que, en esta fiesta, hubieron más de 300 jóvenes, demasiado alcohol, algunas personas que quedaron inconscientes, no sabemos si les pusieron algo en los refrescos o por exceso de alcohol o drogas”.

Señaló que, el dueño del inmueble, dijo a las autoridades que se le había rentado para 50 personas y al darse cuenta que eran más de 300 les apagó la luz y los desalojó y fue en ese momento que se reporta una riña en el exterior y al acudir la policía municipal disuelve la gresca y no se dieron cuenta de la situación que sucedió al interior del salón de fiestas.

Explicó que, este tipo de eventos se han detectado en otras ciudades, en las que los organizadores dan a conocer la sede a última hora, pero afirmó que no permitirán que se lleven a cabo en esta ciudad, ya que se realizan sin ningún permiso ni medida de seguridad y pueden terminar en tragedia por el consumo indiscriminado de alcohol y drogas, además que incluso asisten menores de edad.

“Según me dicen, un papá llevó a su hija a hacer una prueba de dopaje y salió con alguna sustancia, en Guanajuato no lo vamos a permitir, más si es gente de fuera, por eso tenemos una investigación, si son de León, Irapuato, me dicen que están estas fiestas de moda.

“Te dicen ‘son en Valenciana’ y a los cinco minutos que es en Marfil, te mandan la ubicación, te quitan el celular, esas chingaderas aquí en Guanajuato, no, tanto que estamos cuidando las zonas conflictivas y resulta que los ricachones andan también haciendo sus desastres”, expuso.

Visitan la FGE

Por su parte, el Secretario de Seguridad Ciudadana de la Capital, Samuel Ugalde García explicó que, al tener conocimiento de esta situación, se dio aviso a la Fiscalía General del Estado, para que en caso de que se encuentren argumentos para iniciar una carpeta de investigación se actúe en consecuencia.

“La comunicación se tiene con Fiscalía y a las partes que se sientan ofendidas, acudan por mutuo propio, son situaciones que son en lo particular con los padres de familia, tendremos que hacerlo en el trámite que nos corresponde como funcionarios y también notificar a las áreas de investigación”.

Dijo que, por parte de la dependencia local, ya se está haciendo acopio de información que puedan servir como dato de prueba en caso de que se requiera.