Agencias

Ciudad de México.- La tarde de ayer se reveló que la Fiscalía General de la República (FGR) investiga al panista Ricardo Anaya como parte de la indagatoria que inició tras las declaraciones del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, quien señaló que Anaya y otros integrantes de su partido y organizaciones políticas, habrían recibido sobornos para aprobar la reforma energética en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

El excandidato presidencial del PAN en 2018 difundió en redes sociales un mensaje en el que señala que el presidente Andrés Manuel López Obrador:

“Me quiere meter a la cárcel con el testimonio de dos testigos balines, o sea, López Obrador me quiere fregar a la mala. Le estorbo para sus planes de sucesión en 2014. No quiere que yo sea candidato y me quiere encarcelar porque no le gusta lo que digo”.

La FGR investiga por enriquecimiento ilícito y probables operaciones con recursos de procedencia ilícita al panista, quien en meses recientes difundió que buscaría la candidatura blanquiazul a la presidencia en 2024 y realizó diversas actividades proselitistas y recorridos en diversos puntos del país.

Sin embargo, ayer también por medio de sus redes sociales señaló: “voy a tener que estar fuera una temporada, espero sea muy breve”.

Y en la sesión plenaria de las bancadas de Va por México, PAN, PRI y PRD en la Cámara de Diputados, los dirigentes nacionales se solidarizaron con Anaya. Los líderes nacionales del PAN y PRD, Marko Cortés y Jesús Zambrano, acusaron una persecución política desde el gobierno de López Obrador contra integrantes de la oposición como el perredista Rogelio Franco, el priista Idelfonso Guajardo, y Anaya.

ac