Festejan fieles con panecitos a San Nicolás de Tolentino

Según la tradición, la Virgen María se le apareció en sueños a San Nicolás y le aconsejó mojar pan en agua para sanar a los enfermos. Foto: Ana Rosa Escobar

Desde mediados del siglo XIX, la celebración al santo pasa de boca en boca en pequeñas porciones donde los asistentes pueden encontrar conchas, donas, bolillo, mantecadas, pay, campechanas y pan fino

Carmen González

León.- Como cada año, el deleite de saborear los panecitos para celebrar a San Nicolás de Tolentino se vuelve una cita esperada por los fieles católicos que van a los puestos que se colocan afuera del templo en su honor, muy cerca de la parroquia del Barrio Arriba.

Desde mediados del siglo XIX, la celebración al santo pasa de boca en boca en pequeñas porciones donde los asistentes pueden encontrar conchas, donas, bolillo, mantecadas, pay, campechanas y pan fino, con un costo 10 pesos por tres piezas.

María Juana Olivares Meza de la colonia Obrera, celebra a San Nicolás de Tolentino depositando su fe en los sagrados alimentos.

“Cuando termino de comprar el pan, voy al templo para que lo bendigan y cuando me duele algo yo digo, me voy a comer un panecito, con eso se me va a quitar. Desde niña mi mamá nos traía cada año, es tradición, es fe y agradecimiento porque podamos tener (dinero) para comprar esto; es una satisfacción. No faltamos cada año al panecito, venimos en familia para inculcarlo a los niños”, precisó Olivares Meza.

La Panadería Karime, ubicada en la colonia San Felipe de Jesús, es una de las participantes, que este año elaboró 5 mil piezas para su venta desde las 6:00 de la mañana hasta las 11:00 de la noche.

Pero no sólo los panaderos incrementan sus ventas, pues las personas que elaboran canastas artesanales, de origen michoacano, también tienen un repunte, ya que como parte de la celebración, los asistentes compran una canasta para llenarla de pan y bendecirla en el Templo de San Nicolás de Tolentino.

RC