Karla Silva

Silao.- La operadora ferroviaria Ferromex inició las labores para retirar los vagones y los automóviles que quedaron reducidos a chatarra al descarrilarse el tren la noche del jueves en el municipio de Silao. Las maniobras podrían tardar varios días.

El siniestro ocurrió cerca de las 19:00 horas entre las comunidades San Diego El Grande y La Soledad, donde aproximadamente una decena de vagones de dos niveles -que transportaban cada uno al menos ocho automóviles nuevos de la empresa Honda- quedaron unos sobre otros en los terrenos de cultivo.

La noche del accidente la zona fue resguardada por elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano para evitar actos delictivos. A temprana hora de ayer personal de la división de Transportes del conglomerado mexicano Grupo México acudió al lugar y coordinó los trabajos para levantar con maquinaria pesada las dos locomotoras involucradas, así como los autos y los vagones.

Para permitir el ingreso de las grúas fue necesario desmontar los rieles, por lo que el paso de otros trenes fue suspendido. Trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad Zona Irapuato recolectaron el suministro eléctrico que fue suspendido por daños al cableado de alta tensión.

Las evaluaciones de la escena permitirán conocer si el origen de lo ocurrido fue una falla mecánica, a la velocidad del tren, a un error humano o incluso por alteraciones en la vía.

Los daños materiales son millonarios. Por fortuna no hubo personas lesionadas y tampoco afectaciones a caminos rurales.

Lee más aquí: Descarrilamiento de tren en Silao deja miles de daños en vehículos Honda

Con apoyo de la Guardia Nacional, del Ejército Mexicano y de la Comisión Federal de Electricidad, la cual se encargará de reactivar el suministro eléctrico, se emplean enormes grúas para levantar varias toneladas de acero.

Los rieles serán desmontados para permitir las maniobras. Trascendió que los trabajos se prolongarán por varios días.

Trabajan en las vías de Pénjamo

Después del descarrilamiento del tren que ocurrió frente a la comunidad de San Miguel de Camarena perteneciente al municipio de Pénjamo, este viernes, personal de Ferromex trabajo a marchas forzadas en la rehabilitación de las vías férreas que resultaron dañadas y en la liberación de la carretera Estatal que fue invadida por los 11 vagones que se descarrilaron.

Durante las maniobras, fueron apoyados por elementos de la Cruz Roja de Pénjamo quiénes estuvieron en todo momento a la expectativa de cualquier incidente que pudiera registrarse, sobre todo durante los trabajos de noche que involucró a equipos pesados, para la rehabilitación de las vías férreas.

El tren descarrilado en este punto la tarde de este jueves, un total de 11 vagones se salieron de las vías y que ocasionaron daños, obligando al cierre total del tramo férreo que cubre la ruta Irapuato Guadalajara, uno de los más importantes en el centro del país.

Grúas con capacidad para levantar alto tonelaje fueron utilizadas en las maniobras para levantar Los pesados durmientes y movilizar los vagones del tren que resultaron afectados. Entre los vagones siniestrados encontraban 7 vagones de tipo cisterna, tres que transportaban contenedores marítimos y una góndola que transportaba semillas.

A la par de los trabajos de reconstrucción y rehabilitación de las áreas afectadas, personal de Ferromex realizaba además la limpieza de la zona que fue contaminada, por el material que transportaban las cisternas y de las cuales, tres resultaron dañadas.

MD