Jazmín Castro

León.-En el primer fin de semana de la apertura de la Feria de Verano, los comerciantes reconocen que las expectativas eran más altas y se han topado con una afluencia raquítica.

Aunque los vendedores aseguraron que la pandemia sigue brindando un escenario complicado, apostaron por la reactivación económica ante el semáforo amarillo, además de la actividad que se ha ido dando por la baja de reportes de contagio.

Por ello no pierden el ánimo que en próximos días los leoneses y visitantes foráneos lleguen al Distrito León Mx, donde se desarrolla la fiesta del pueblo.

No pierden la esperanza

Foto: Cristina Muñoz

Tal es el caso del capitalino, Luis Enrique Sánchez Morales, quien a través de Marca Guanajuato, comercializa 11 variedades de salchicha artesanal fabricada en la entidad.

Desde el pabellón gastronómico, se dijo entusiasmado por la oportunidad de participar en esta edición, y aunque coincidió que han sido pocos visitantes, tiene fe en comercializar y sobre todo dar a conocer su producto.

“Es la mejor manera de seguir adelante a pesar de las circunstancias y tenemos que adecuarnos a la nueva modalidad, tenemos que continuar y seguir trabajando, no podemos detenernos y permanecer en casa, no sabemos cuándo va a pasar esto (la pandemia) o si va a pasar”, expresó.

Resaltó que la pasión y entusiasmo con que están trabajando se refleja en los productos guanajuatenses, considerando que es la manera más adecuada de dar un repunte a la economía local.

Por lo anterior, los comerciantes invitaron a los leoneses a que visiten la Feria de Verano, con las medidas sanitarias, para que participen en una reactivación integral.

ndr