Roberto Lira

Celaya.- La fecha de la fundación de Celaya no debe ser tema de polémica, tanto el 12 de octubre, como el primero de enero, deben ser celebradas y consideradas como parte de un proceso para concretar la formación del municipio, esto, se definió en la mesa de diálogos de fundación.

En esta mesa de dialogo participaron el Cronista del Municipio, Fernando Amate Zúñiga; el director del Museo de Celaya, Historia Regional; Verónica Solís, promotora cultural; y el coordinador de la Casa de la Cultura, Antonio Lavín, quienes hicieron un recuento de la fundación del municipio.

Dentro del dialogo se resaltó que las tierras de lo que hoy es Celaya ya estaban pobladas por diferentes culturas prehispánicas; la Tolteca, Chupicuara, Chichimecas, entre otras, asimismo, antes del inicio del proceso de fundación hubo un fuerte y una capilla que formaban el pequeño pueblo de la Asunción, que dio paso a la fundación de la Villa de la Purísima Concepción de Celaya.

Fue el cronista municipal quien abordó el tema de la polémica por la fecha de la fundación, la cual explicó que se trata de un proceso que inició el 12 de octubre de 1570 y terminó el primero de enero de 1571 con la integración del primer cabildo celebrando misa del espíritu santo.

“Es un proceso que va a arrancar formalmente con la otorgación del permiso el 12 de octubre de 1570 y se van a establecer ahí una serie de procedimientos, una serie de condiciones que habrán de llevarse a cabo y que van a culminar con la asistencia a misa del espíritu santo el primero de enero de 1571. Yo no veo motivo de controversia”, comentó Amate Zúñiga.

Por su parte, el director del Museo de Celaya reconoció que ambas fechas son importantes para Celaya y ambas deben ser reconocidas por los celayenses, sin embargo, resaltó que la del 12 de octubre ha sido reconocida por tradición como la de la fundación.

“Las dos fechas son muy importantes, como decía Fer, forman parte del mismo proceso histórico, ineludiblemente es posible entender una fecha de la otra, las dos deben de estar juntas, las dos las debemos de conocer, de contextualizar, de conmemorar y me parece que el hecho de conmemorar el 12 de octubre la fundación sí puede ser un sentido de tradición”, expresó Soldara Luna.

A manera de conclusión los panelistas coincidieron en que la interpretación de la fecha de fundación no debe fijarse en una sola fecha sino contemplar que ambas forman parte de un proceso, pero sobre todo resaltaron la importancia de que la ciudadanía conozca de su historia y reconozca ambas fechas como parte de la fundación de Celaya.