Redacción

Estados Unidos.- La policía de Grafton, Wisconsin, EE. UU., arrestó este jueves a un farmacéutico que “intencionadamente” descongeló más de 500 dosis de la vacuna contra Covid-19 a sabiendas de que se estropearían.

A decir de los medios locales que reportaron el suceso, el también trabajador de un hospital sacó las dosis de refrigeración la semana pasada y las dejó para uso del centro de salud que administró algunas de ellas sin notar que se habían estropeado.

Pese a que el detenido admitió haber sacado las dosis del refrigerador intencionalmente, aún no ha sido aclarada la razón que motivó al farmacéutico a realizar tal acto cuando bien sabía que estas deben mantenerse a una temperatura de -20 grados centígrados.

Al respecto, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) ha iniciado el esclarecimiento del caso, pues al menos 57 empleados del hospital resultaron afectados luego de recibir las vacunas que, si bien no fueron dañinas, si pueden tener menor eficacia o carecer de ella.

El farmacéutico se enfrenta a posibles cargos que acarrean penas de cárcel por poner en peligro la seguridad ajena en primer grado, adulterar un medicamento con receta y causar daños criminales a una propiedad.

ndr