Luz Zárate

Celaya.- La familia de Juan Carlos Padilla Aranda, el comerciante que fue golpeado por agentes ministeriales y que posteriormente murió, recibirá protección cautelar por parte de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la cual fue solicitada por la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG).

Martha Leticia Rojas Ramírez, subprocuradora de los Derechos Humanos en la ‘Región C’, informó que aún no sabe durante cuánto tiempo tendrán esta protección, pues recién lo solicitó al secretario de Seguridad Pública, Álvar Cabeza de Vaca.

“Se giró una medida precautoria para que de protección hacia la familia, desde el día de ayer que están en el velorio y van a estar, estoy a la espera de que me determinen cuánto tiempo lo van a tener pero sí se giró la medida. Las medidas precautorias se solicitaron a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado”, señaló la funcionaria.

La subprocuradora destacó que ya se ofreció el apoyo a la familia de Juan Carlos Padilla, quienes tendrán apoyo psicológico y además la esposa del finado aceptó ratificar la queja con expediente 103/2020-CI.

Sobre los avances de la investigación y lo dicho por la Fiscalía General del Estado, que emitió un comunicado en el que se dice que Juan Carlos no fue golpeado sino sometido y que contaba con una orden de aprehensión por un delito grave, prefirió no opinar por la secrecía de la investigación.

“Esta investigación guarda un sigilo y una privacidad y la vamos a agotar, ya nos tendrá que decir la eso la propia autoridad”, aseguró.

AC