Manuel Arriaga

Abasolo.- La familia Campos, de Abasolo, arrastra una tradición de verdaderos artesanos de la pirotecnia. Las luces de colores que estallan en el cielo han engalanado desde fiestas patronales, populares, hasta eventos deportivos, como este fin de semana, donde su show de luces y colores robó la atención en la inauguración de la Serie del Caribe 2021, en el estadio Teodoro Mariscal, casa del equipo Venados de Mazatlán, en el Estado de Sinaloa.

El pasado domingo arrancó el torneo, uno de los eventos beisboleros más importantes y con más tradición. Esta serie reúne hasta el 6 de febrero a los equipos de béisbol profesional campeones de los torneos de los países que integran la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe: Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico y México, más los representantes de Panamá y Colombia en calidad de invitados.

El show de pirotecnia fue confiado a la familia Campos, quienes además de generar una fuente importante de empleos, se han convertido en fabricantes de fuegos pirotécnicos con reconocimiento nacional e internacional.

El ícono de esta empresa era don Julio Campos (q.e.p.d) quien forjó un sueño que perduró por más de 40 años; pese a los riesgos, él y si familia no fueron un paso atrás y continuaron trabajando para llevar entretenimiento de luces y colores, a diferentes rincones del país.

Julio Campos Tafolla falleció a inicios del año, sin embargo, su legado continúa en su familia que sigue trabajando para poner el nombre de Abasolo, en lo más alto de la escena nacional, llevando espectáculos de calidad a cualquier evento.

ndr