Yadira Cárdenas

Salamanca.- Héctor Ortega Razo líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) local, señaló que no existe una estrategia de seguridad en el municipio y prueba de ello son los delitos que han ido en incremento y señaló que en las comunidades, los habitantes también padecen de asaltos, robos de vehículos y hasta de las cosechas.

El líder campesino lamentó que no haya una reducción de los delitos y todo lo contrario, se presenten con más frecuencia en todos los sectores, “lo que demuestra que no hay una estrategia de seguridad, así puedan existir todos los elementos de policía y guardia nacional, si no existe un plan de trabajo donde se necesita no habrá resultados”, dijo.

Mencionó que la responsabilidad es de los tres niveles de gobierno, quienes deben dejar atrás los partidos políticos y trabajar para darle la seguridad que necesitan los ciudadanos, “aquí ya no se trata de colores, todos estamos padeciendo de la falta de seguridad, tenemos miedo salir a la calle”.

Con la situación actual dijo, lejos se estaría de pensar en un proyecto de una Policía Rural ya que el municipio no tiene la capacidad para cubrirla, por lo que reiteró, se necesita de apoyo estatal y federal.

Mientras tanto, en las comunidades los habitantes también son víctimas de asaltos, robos en comercios, robos de vehículos con violencia, robo en los pozos agrícolas, de sus cosechas, entre otros delitos.

Héctor Ortega Razo, mencionó que espera que las autoridades recapaciten y se pongan de acuerdo para crear la estrategia que se necesita y darle seguridad a toda la población, sin olvidarse de las comunidades.

LC