Falta certeza en Purísima del Progreso, dice Conagua

Humberto Navarro, delegado de la Conagua. Foto: Eduardo Ortega

Hay personas que se buscan acreditar como  propietarios pero que no cuentan con nada que los avale como tales

Nayeli García

IRAPUATO, Gto.- El conflicto por contar con la certeza jurídica de la posesión de 35 hectáreas a favor de 300 habitantes de Purísima del Progreso aún no finaliza; pues no todos han logrado acreditar la propiedad que demandan, informó el delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Humberto Navarro de Alva, quien aseguró que las mesas de diálogo siguen a fin de evitar juicios en la corte.

Humberto Navarro, delegado de la Conagua. Foto: Eduardo Ortega
Humberto Navarro, delegado de la Conagua. Foto: Eduardo Ortega

“Lo que diría la Conagua es que se atenderá a quien acredite la propiedad y quién pueda garantizarnos que proviene del decreto expropiatorio para dar tranquilidad y garantía a la gente”, señaló el funcionario federal, al mencionar que las negociaciones al respecto aún no terminan.

Humberto Navarro señaló que están trabajando para poder cerrar de forma definitiva el tema y evitar conflictos jurídicos. “Desafortunadamente hay cosecheros en terreno ajeno, que tratan de colgarse de esto y que no tienen nada que ver y buscan hacerse de un espacio y de un programa que pueda determinar la federación o el estado”, mencionó.

El delegado advirtió que este conflicto será tratado sólo con las personas con quiénes se atiende el derecho y en torno a las tierras que en su momento dio la dependencia federal, pues un terreno adicional ya sale de la competencia de la federación. Recordó que en los años 70  fue formulado un decreto declaratorio y expropiatorio donde se hizo una serie de indemnizaciones a las personas que ocupaban el espacio.

“Lo que diría la Conagua es que se atenderá a quien acredite la propiedad y quien pueda garantizarnos que proviene del decreto expropiatorio para dar tranquilidad y garantía al agente”

Humberto Navarro director local de la Conagua

En mayo del año pasado, habitantes de Purísima del Progreso invadieron 30 hectáreas, adicionales a las 35 que en 1975 la entonces Secretaría de Recursos Hidráulicos les entregó, a cambio de los terrenos originales de la comunidad; pues ahí fue construida la Presa de Purísima, y 40 años después, vecinos de la zona reclamaron una ampliación de su comunidad y de ahí la disputa de los terrenos, pues ni siquiera contaban con escrituras por el espacio donado por la federación.

Fue en agosto, que con apoyo de Gobierno del Estado y del Municipio se empezó a hacer la escrituración de los terrenos que en su momento entregó la dependencia, cuya figura hoy recae en la Conagua; sin embargo el Delegado comentó que después de todo este tiempo las 300 personas que habían sido beneficiadas, ya no están todas; pues unos vendieron, emigraron o murieron, lo cual complica a la Federación dar seguridad y certeza jurídica, pues hoy por hoy, no acreditan la propiedad y no están reconocidos como quienes en su momento eran los propietarios.

Comentarios

Comentarios