Karla Silva

Silao.- El grupo de la discapacidad en el municipio de Silao perdió a otro de sus integrantes: Maribel Hernández Dávila falleció la noche del pasado martes.

Entrañable amiga y compañera de causa de Noé Salvador Guerra Anguiano -promotor de la atención a la discapacidad, quien murió en 2017-, Maribel fue también impulsora de los derechos de las personas que viven en esta condición.

Con apenas seis años de edad, Hernández Dávila sufrió un accidente que le quitó la movilidad de las piernas pero y más de dos décadas después, conoció a Noé, quien la motivó a conocer un mundo más allá de las paredes de su hogar. Así lo hizo hasta sus 42 años.

Apenas el 11 de julio de este año recibió un reconocimiento por parte de la Asociación para los Derechos de las Personas con Alteraciones Motoras (ADEPAM) Gabriela Brimmer, y de la Organización Internacional Vida Independiente para Personas con Discapacidad, A.C., por haber tomado la capacitación para la formación de líderes sociales en inclusión, según lo que compartió en sus redes sociales, un “compromiso cumplido”.

Junto a otros compañeros, planeaba el Paseo de Inclusión ‘Bello Amanecer’, que sería realizado este 12 de septiembre como recordatorio de que las PCD tienen derecho a disfrutar de las maravillas de esta vida.

Amigos de la activista dieron a conocer su deceso por medio de sus redes sociales, más no dieron mayor información sobre la causa de su fallecimiento.

José Grimaldo Colmenero, titular del Instituto Guanajuatense para las Personas con Discapacidad, ofreció sus condolencias a la familia de Maribel.