Agencias

Ciudad de México.- El actor Christopher Plummer, protagonista junto a Julie Andrews del mítico musical The Sound of Music (1965), falleció este viernes a la edad de 91 años en su casa de Connecticut, EE. UU., según confirmó su familia.

“Chris era un hombre extraordinario que amaba y respetaba profundamente su profesión con excelentes modales a la antigua, un humor crítico y musicalidad en sus palabras. Era un tesoro nacional, profundamente orgulloso de sus raíces canadienses”, escribió su amigo y representante Lou Pitt al diario especializado Deadline.

Plummer continuó trabajando hasta cumplir los 90 años; con 82 años se convirtió en el galardonado más longevo en llevarse un Oscar por su actuación en Beginners (2010) y recientemente trabajó con el director Ridley Scott en All the Money in the World (2018).

A lo largo de más de 50 años de trayectoria, Plummer trabajó en proyectos tan variados como la película The Girl With the Dragon Tattoo, la cinta animada Up, en la que hizo la voz del villano, y la obra de Broadway Inherit the Wind, donde interpretó a un astuto abogado.

Su rol más famoso

El papel del patriarca de los von Trapp, que interpretó en The Sound of Music junto a la actriz Julie Andrews, le dio el estrellato.

Plummer encarnó al capitán austriaco que debe huir de su país con su familia para evitar prestar servicio a la armada nazi, un rol que lamentó pues consideraba que el personaje era “sin sentido del humor y unidimensional”. Pasó el resto de su vida refiriéndose a la película como “The Sound of Mocus”, o “S&M”.

“Nos esforzamos tanto por inyectarle humor”, dijo a The Associated Press en 2007. “Fue casi imposible. Era una agonía tratar de hacer que ese tipo no fuera una figura de cartón”.

El papel lo catapultó a la fama, pero Plummer buscaba roles protagónicos pese a su pelo gris, su buena apariencia y su liviano acento inglés. Prefería los personajes de carácter, que consideraba más sustanciosos.

Plummer tuvo un renacimiento notable en el cine ya de adulto mayor, empezando con su aclamada actuación como Mike Wallace en la película de Michael Mann The Insider (1999), continuando con filmes como A Beautiful Mind (2001) y The Last Station (2009), cuyo papel de un deteriorado Tolstoi le mereció otra nominación al Oscar.

EZM