Óscar Jiménez

León.- Este martes falleció el escultor leonés IIdefonso Lorea, creador, entre otras tantas obras, del conjunto escultórico La Tenería, ubicado en el cruce de la calle Hidalgo y el Malecón, en la ciudad de León.

A sus 77 años, ‘Don Poncho’, como también era conocido, partió, pero ha heredado distintos trabajos artísticos no solamente en Guanajuato, sino en algunos otros lugares del país. Destaca también, entre sus obras, el denominado ‘Ángel de la justicia’, que se ostenta en las instalaciones de la Universidad de la Salle Bajío. Éste, fue realizado bajo la técnica de vaciado en resina cristal con polvo de alabastro fino sobre base de mármol, durante el año de 2014, para ahora pertenecer a la colección de la universidad.

Una de sus últimas obras fue la realizada durante el pasado 2020, cuando concluyó un trabajo en bajorrelieves que representa la ascensión y que fue instaurado en el frontispicio del altar del Templo de San Juan Bautista, ubicado en la colonia las Arboledas en la ciudad de León, y donde ahora se llevará a cabo la misa en su honor, durante la noche de este miércoles.

Otras obras que ha dejado en la ciudad de León son el monumento a Miguel Hidalgo, en las instalaciones del Parque Hidalgo, así como el busto de Benito Juárez que se encuentra en el Archivo Histórico de la ciudad, o bien, una escultura de más de 6 toneladas de peso y 3 metros de altura que se inauguró el 21 de agosto de 2017 en uno de los costados del templo de San Juan de Dios.

“Esta obra es emblemática ahora de su barrio, y está realizada en cantera. Esta cantera se trajo desde Hidalgo de Michoacán, de una mina muy profunda porque no se conseguía una piedra del tamaño que se pidió, en este caso de 3 metros”, señaló entonces durante su presentación, Ildefonso Lorea.

Una de las más representativas de la ciudad

La obra de La Tenería, representa quizá, una de las más emblemáticas de la ciudad de León, sin embargo, no ha estado exenta de los actos vandálicos.

Esta obra fue inaugurada en el año de 2006 en el cruce de la calle Hidalgo y el Malecón del Río, en los linderos del Barrio Arriba, y representa la vocación cuerera de la ciudad de León. Esto fue representado por Ildefonso Lorea a través de cuatro piezas de bronce: un arriero y tres burros cargados cueros.

De esta obra destaca también el peso, ya que se estima que cada burro pesa alrededor de 400 kilogramos, lo que evitó que, durante el año de 2012 sufriera daños mayores luego de haber sido desprendida. De igual forma, al arriero se le arrebató la vara y los burros también sufrieron daños, por lo que la obra tuvo que restaurarse.

Al final, tuvieron que invertirse más de 470 mil pesos para poder restaurar las esculturas, que hoy en día, significan el legado de Ildefonso Lorea para una ciudad históricamente cuerera.

EZM