Falla del drenaje inundó calle de Aldama: JAPAMI

Viviendas de la calle Ocampo sufrieron anegaciones durante las precipitaciones ocurridas la tarde del pasado lunes. Foto: Eduardo Ortega

Personal del organismo atendió la contingencia; se requiere de un sistema especial, dijo el director

Lorena Ramírez          

IRAPUATO, Gto.- La inundación de la calle Ocampo en la comunidad de Aldama se debió a una falla en el drenaje, pues la comunidad carece de desazolve pluvial, además de que la zona afectada se encuentra en un desnivel que propicia encharcamientos, según dijo Humberto Rosiles Álvarez.

Viviendas de la calle Ocampo sufrieron anegaciones durante las precipitaciones ocurridas la tarde del pasado lunes. Foto: Eduardo Ortega
Viviendas de la calle Ocampo sufrieron anegaciones durante las precipitaciones ocurridas la tarde del pasado lunes. Foto: Eduardo Ortega

El director de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Irapuato (JAPAMI) recorrió la mañana de este martes el área afectada para determinar acciones que resuelvan el problema. Recordó que este organismo no opera directamente en comunidades, pero según señaló, fue una petición de Protección Civil.

El funcionario detalló que los niveles del entubado y alcantarillado son menores a los requeridos, por lo que se requiere evitar que el agua del drenaje emane por las alcantarillas. “Vamos a sacar una nivelación para determinar cómo podemos hacer una obra que los proteja en el momento de la lluvia o de que haya niveles superiores en los arroyos”, explicó.

Con el crecimiento de la ciudad, los niveles de descargas se saturan, dijo, lo urgente es un proyecto para desalojar el agua de lluvia, ya que en las comunidades solamente hay alcantarillados sanitarios.

Rosiles Álvarez indicó que la solución inmediata podrían ser válvulas de no retorno del agua del drenaje. “El agua subirá un poco, sin ingresar a las casas, sin mayores problemas, esto sería únicamente durante las tormentas”, indicó.

De nueva cuenta

Por su parte, habitantes de Aldama se quejaron de la mala planeación de la obra, pues en lo que va del año es la segunda  ocasión en que ocurre algo así.

La señora  Lucía Corona, habitante de esta calle, explicó que la lluvia inició al filo de las 16:00 horas del lunes, y una hora después ya se había anegado, aunque esta vez tardó más en desazolvarse.