Falla alumbrado público por rapiña

110 lámparas en la ciudad fueron robadas, sin que “nadie vea nada”. Foto: Eugenia Rojas

El índice de delincuencia se incrementó debido al robo de cable en 135 circuitos, lámparas y postes de alumbrado público en las colonias de Salamanca; le han costado 300 mil pesos estos daños al municipio

Eugenia Rojas

Salamanca.- Aumentó el índice de robos, delincuencia y tiniebla en colonias y comunidades del municipio, por el robo de cable en 135 circuitos, lámparas y postes de alumbrado público. La delincuencia va al alza, en comparación de enero a julio 2018, con afectación incalculable a ciudadanos y de 300 mil pesos aproximadamente al Municipio, afirmó el director general de Servicios Públicos Municipales, Agustín Carrillo.

En el reporte de junio-julio 2018 de Alumbrado Público Municipal, las zonas más afectadas fueron, el centro de la ciudad con 51 robos, la colonia bellavista con 17, la plaza Bienestar de colonia Infonavit 1 tiene 12 destruidas; y Valtierrilla tiene 15 reportes de robo de cable o lámparas.

El gran total del período citado, es de mil 110 lámparas en 209 colonias, 500 lámparas en 69 comunidades de zona rural, y 267 circuitos restablecidos. Esta afectación para el Municipio es de aproximadamente 300 mil pesos.

“Cada circuito, es un sector de la población donde se está yendo la luz por robo del cableado de alumbrado público”, afirmó, “Nos afecta muchísimo, cuando suceden estos robos, en ocasiones no tenemos el material suficiente para cubrir el daño. Hay un desfase y afectación a los salmantinos”, precisó.

Afirmó que se coordina con Seguridad Pública, para atender todos los reportes de robo de cable o lámparas lo más rápido posible.

“Los robos van en aumento y así lo reporta Seguridad Pública, por lo que estamos muy atentos para atender el reporte. Los afectados deben reportar de inmediato para que no estén a oscuras y no sean afectados por robo”, enfatizó.

Son dos las causas del robo de cable. La venta del aluminio que sacan del cable y venden como chatarra. “Antes robaban el cable por vender el cobre, ahora sacan el aluminio y lo venden como chatarra”, detalló.

La más preocupante es la cuestión de seguridad; “los delincuentes aprovechan hacer sus fechorías porque no hay luz en esas zonas y cometen los robos”, concluyó el funcionario.

Correo solicitó entrevistar al respecto al coordinador de Seguridad Pública, Luis Humberto Guillén sin obtener respuesta.

Azorados por el vandalismo

Vecinos de la plaza Bienestar, se quejan de que sujetos rompen lámparas para hacer fechorías. “No podemos hacer nada. Está muy oscuro en la noche y no se puede pasar por aquí; tenemos dos meses así porque no hay lámparas, ya las pidieron pero aún no llegan, nos dijeron los de alumbrado público”, destacaron.

*EZM