Redacción

Estados Unidos.- Clinton, Bush y Obama, expresidentes estadounidenses dijeron que estarían dispuestos a ponerse públicamente la vacuna contra el coronavirus una vez que esté disponible, a fin de alentar a la población a protegerse de una enfermedad que ha cobrado más de 275.000 vidas en todo el país.

Barack Obama dijo durante un episodio del programa “The Joe Madison Show” de SiriusXM’s transmitido el jueves: “Les prometo que una vez que esté disponible para personas que están en menor riesgo, me la pondré”.

Por otro lado, Freddy Ford, jefe de despacho del expresidente George W. Bush, comentó en la cadena CNN que Bush había pedido recientemente reunirse con el doctor Anthony Fauci y la doctora Deborah Birx, la coordinadora de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, para hacerles saber que “cuando sea el momento adecuado, quiere hacer lo que pueda para ayudar a alentar a sus conciudadanos a que se vacunen”.

Jimmy Carter, quien a los 96 años es el expresidente de mayor edad en la historia de Estados Unidos, también alentó a la gente a vacunarse, pero no se comprometió a hacerlo en público.

“Jimmy Carter y su esposa, Rosalynn, dijeron hoy que apoyan por completo las labores de vacunación contra el COVID-19 y piden a todos los que son elegibles que se vacunen tan pronto como esté disponible en sus comunidades”, dijo el Centro Carter en un comunicado.

Las voces de apoyo se produjeron en momentos en los que Estados Unidos registró más de 3.100 muertes a causa del COVID-19 en un día, superando el récord impuesto en la primavera. El número de estadounidenses hospitalizados con el virus también ha superado los 100.000 por primera vez.

Con información de AP

Te podría interesar:

SZ