Exigen sus sesiones de hemodiálisis para continuar con vida

Foto: Martín Rodríguez

Las sesiones que ayudan a evitar complicaciones en pacientes que lo requieren se cancelaron por supuesta falta de personal, pero esto puede ser muy grave para los pacientes

Luz Zárate

Celaya.- Cuarenta pacientes con problemas renales -algunos acompañados de sus familiares- se manifestaron en la Clínica Hospital del ISSSTE debido a que les cancelaron de última hora sus sesiones de hemodiálisis, lo cual les puede atraer problemas de salud muy fuertes y que incluso pueden ser mortales.

El área de hemodiálisis del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) está cerrada desde el viernes pasado, pero a los pacientes a los que les tocaba sesión este sábado se les avisó la cancelación del servicio sólo unas horas antes, sin que pudieran prever las consecuencias de esta falta de atención.

La única justificación que les dan en la clínica es que no tienen personal que realice este servicio médico, tienen los insumos, pero no está el nefrólogo ni las enfermeras que regularmente son quienes realizan las sesiones. No obstante, tampoco les han subrogado el servicio o brindado alguna alternativa para su atención.

Los pacientes y familiares de los enfermos exigen que se les brinde su sesión de hemodiálisis a la brevedad, pues ellos requieren tres sesiones por semana, las cuales, ya tienen programadas con anticipación.

Responsabilizan al ISSSTE

“Queremos que se nos reabra el servicio; no se nos ha dado una respuesta y sólo nos dicen que falta personal. Ellos son doctores y saben las consecuencias que esto puede tener; yo y cada uno de los que están aquí responsabilizamos al ISSSTE de lo que les pase a nuestros pacientes.

“Ahorita ya una persona está hospitalizada, quedarse sin hemodiálisis es algo muy grave. Queremos recalcar que está cerrada el área desde ayer, nos comentan que esto es por una crisis”, dijo Alma Rosa Cervantes.

Aunque desde las 8:00 de la mañana comenzaron a llegar los pacientes previamente citados, no se les atendió; en la Clínica Hospital exigieron una solución pero no hay nadie que les diga qué va a pasar con su atención médica.

“Si ya sabían que no podrían dar las sesiones ¿por qué se esperaron hasta el final para decirnos?, ¿por qué no tomaron las medidas para que nuestros pacientes fueran atendidos? Lo peor es que si llevamos a nuestro paciente a un servicio particular y allá se infecta de algo, el ISSSTE ya no quieren atenderlo y no se hacen responsables”, expresó Rosa Cervantes.

Los pacientes afirmaron que no pueden esperar hasta el lunes cuando el delegado del ISSSTE, Primo Quiroz, se informe de esta situación y tampoco tienen los recursos económicos para pagar las sesiones particulares pues cada una cuesta alrededor de mil 500 pesos por sesión.

Lo más grave, dijeron, es que si uno de los enfermos recae, tiene que internarse y los efectos en el deterioro de su salud se presentan de manera inmediata.

Graves consecuencias

Actualmente la clínica atiende a 77 pacientes con hemodiálisis, a quienes se les dan de tres a cuatro sesiones por semana con las cuatro máquinas de hemodiálisis, el médico nefrólogo, tres enfermeras adscritas en el servicio y nueve no adscritas.

Hasta el mediodía de este sábado los pacientes no recibieron una respuesta, y están sumamente preocupados porque sus sesiones no se pueden postergar, mucho menos suspender.

“Estamos dispuestos a llegar a lo que sea necesario, no estamos dispuestos a poner en riesgo la vida de nuestros pacientes ya que necesitan el servicio; la mayoría viene tres veces a la semana y con que se le suspenda una de estas sesiones inmediatamente empiezan a ponerse muy mal, son consecuencias graves”, dijo el señor Rosendo Jiménez.

Y aunque se intentó a hablar con el director de la Clínica Hospital o algún responsable que brindara información de la situación así como la solución que se les dará a los pacientes, el personal de vigilancia señaló que no tenían conocimiento de nada.

¿Qué es la hemodiálisis?

La función principal de sus riñones es eliminar toxinas y líquido extra de la sangre. Si los productos de desecho se acumulan en el cuerpo pueden causar incluso la muerte.

*La hemodiálisis (y otros tipos de diálisis) cumplen la función de los riñones cuando dejan de funcionar bien.

* La hemodiálisis elimina la sal extra, el agua y los productos de desecho para que no se acumulen en el cuerpo; mantiene niveles seguros de minerales y vitaminas en su cuerpo, ayudar a controlar la presión arterial y a producir glóbulos rojos.

* Las sesiones se realizan regularmente tres veces a la semana.

* El tratamiento dura aproximadamente de 3 a 4 horas cada vez.

nd

Comentarios

Comentarios