Jessica de la Cruz

León.- A siete meses del homicidio doloso de Nadia Verónica Rodríguez Saro quien era estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Iberoamericana de León, familiares, amigos y excompañeros de trabajo, así como grupo de feministas pidieron que el caso no quede impune, se procedan las investigaciones y que la universidad responda como se comprometió el pasado mes marzo cuando se realizó una misa al interior de las instalaciones de la universidad.

Ante ello se entregó un pliego petitorio por parte de colectivos feministas, familiares y amigos a la universidad fue que se mantenga una postura institucional como se comprometió, que le de un seguimiento oportuno en el proceso de resolución del caso y que se continúe dando atención psicológica a los y las familiares afectados de Nadia. Este pliego fue recibido por el apoderado de la Ibero León, Uriel González López, quien se comprometió a entregar el documento al rector y que las puertas estaban abiertas para hablar con este mismo, ya que el caso si le han dado seguimiento, pero no han tenido comunicación con los padres de familia.

Blanca la madre de Nadia comentó que desde que fue el asesinato de su hija (el pasado 8 de marzo) no ha tenido información alguna del caso de investigación de su hija, incluso de la Fiscalía General del Estado no ha recibido nada y tampoco le han dado el número de la carpeta de investigación.

“No lo tenía, pero en el área de defunción ahí venía el número de expediente. Pero ellos no me lo dieron. También las llamadas nunca me las contestaban, y les molestaba que fuéramos a preguntar”, añadió la madre de familia.

Blanca agregó, que hasta ahorita tampoco se tienen mayor información de tipificar el caso como un feminicidio. Es muy lamentable todo esto que sucedió, es muy traigo para nosotros, todavía no lo podemos creer, esto es inaceptable porque ella era una buena muchacha.

Policías estatales y municipales ofrecen ayuda

En el bulevar Vértiz Campero los policías municipales y estatales en varias ocasiones pasaron a realizar rondines y les comentaron a las manifestantes qué cuál era el motivo de que estuvieran ahí. Intentaron documentar datos de las personas que se encontraban en la calle, pero no lograron nada, ya que las mujeres, les comentaron que entre ellas se cuidaban mejor y no necesitaban de los policías.

También lee: