Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Tras el ataque registrado en un centro nocturno en Jaral del Progreso en donde fueron asesinadas 11 personas,  los hallazgos de restos humanos en fosas clandestinas en Irapuato y la violencia que no cesa en la entidad, el diputado de Morena, Ernesto Prieto Gallardo nuevamente busca exhortar al gobernador Diego Sinhué Rodríguez Vallejo para que remueva a Álvar Cabeza de Vaca como titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) e inicie el proceso de remoción del fiscal general del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre

Dijo que del 21 al 27 de septiembre, fueron asesinadas 144 personas en Guanajuato, es decir, un promedio de 16.1 personas por día, aunado a que en este año se han registrado 36  masacres donde han perdido la vida 22 personas, “es decir, el caso de Jaral no es caso aislado, va acorde a un sistema político y policial que no sirve y que en consecuencia está acabando con la vida de las y los guanajuatenses”.

Por lo que a través de una propuesta de punto de acuerdo presentada en la sesión del pleno del Congreso, el diputado pretende la remoción de ambos funcionarios públicos “debido a sus nulos resultados en la prevención social de la violencia y la delincuencia, seguridad, reinserción social y protección ciudadana, así como de la procuración de justicia en el estado”.

De acuerdo con las cifras dadas por el legislador, en Guanajuato capital se han registrado 46 asesinatos en lo que va del año, de los cuales 20 fueron de enero a junio y el resto gasta esta fecha, superando de esta forma los registrados en el 2019 que fueron 38. Mientras que en Celaya dijo continúan los delitos y a penas el miércoles se localizaron bolsas negras con restos humanos.

“Estos datos demuestran que tanto Álvar Cabeza de Vaca como Carlos Zamarripa Aguirre mienten al decir que los homicidios van a la baja (…) así podríamos seguir con cada uno de los municipios donde cada uno tiene su historia de terror donde la realidad supera a la ficción. Desde este espacio le digo a usted señor gobernador, no podemos presumir de unidad y grandeza cuando el estado se ha convertido en un río de sangre, donde cada vez, su curso desemboca en más y más familias llorándoles a sus desaparecidos y abatidos”.

Prieto señaló que han sido los colectivos de familias de personas desaparecidas quienes están realizando el trabajo que les corresponde a las autoridades y  afirmó que en la entidad se miente respecto a la realidad que ha sobrepasado a las autoridades y que las evasiones que dan las autoridades a los cuestionamientos críticos, “no regresarán a miles de guanajuatenses que han perdido la vida por la incompetencia tanto del secretario de Seguridad Pública del Estado como del fiscal General del Estado”.

La propuesta de punto de acuerdo se turnó a la Comisión de Justicia del Congreso del Estado para que sea analizada.