Exige Alcántara que  Zamarripa renuncie

0
COMPARTIR
El procurador ya no tiene la confianza ciudadana, señala Alcántara Soria. Foto: Eduardo Ortega

El exsecretario Nacional de Seguridad critica su ineficiente respuesta en combate a la inseguridad

Gerardo Barroso

IRAPUATO, Gto.- Carlos Zamarripa Aguirre debería renunciar inmediatamente como titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado por el desgaste propio en el cargo, por su ineficiente respuesta para combatir el crimen y por no gozar de credibilidad para proponerse como el primer fiscal general de Justicia del estado.

“Desde mi punto de vista ya debería de haber renunciado hace tiempo, pero si no lo quiere hacer hasta que concluya el mandato del gobernador pues sería saludable que anunciara que él no va a buscar que el Congreso del Estado lo considere para ser fiscal. ¡Que se defina ya!”

Juan Manuel Alcántara, Exprocurador del estado

Así lo evidenció el exsecretario Nacional de Seguridad Pública, Juan Miguel Alcántara Soria, al referir que el procurador de Justicia ya no cuenta con la aprobación de la ciudadanía y las estadísticas evidencian que la mayoría de las sentencias son reveces para la institución.

Publicidad

“Y precisamente la creciente inseguridad en el estado, que en buena medida es la impunidad, no tiene más explicación que la insuficiencia y deficiencia de la procuraduría estatal, aunado por supuesto a la deficiencia de los órganos preventivos locales y estatales”, sostuvo.

Te podría interesar:  Capturan a papá de Alexa; él la asesinó

Para el exfuncionario federal es importante que la propuesta del fiscal de Justicia sea una persona ajena al gobierno, por el respeto a la autonomía que tendrá la institución; “ya no debe verse como reparto de cuotas de poder”, dijo.

Exigió al Congreso del Estado garantizar la imparcialidad en la designación bajo criterios totalmente apartidistas y por el bien de la ciudadanía.

“Que la Fiscalía sea un verdadero poder, autónomo, un poder bien legitimado por el proceso de designación. Que sea una persona que por su trayectoria no tenga, de la manera más humanamente posible, el estigma de ser parcial o tener conflicto de intereses en el ejercicio del poder”, sugirió Alcántara.