Foto: Archivo

Lourdes Vázquez

Guanajuato.- Ante la entrada del programa piloto de regreso a clases y la precaria situación en que se encuentran algunas escuelas que han sido robadas, el Congreso del Estado aprobó exhortar a la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) y a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que determinen si los planteles educativos cumplen con los requerimientos y la infraestructura para permitir el regreso presencial a las aulas.

El punto de acuerdo fue formulado por el legislador de Nueva Alianza, Juan Elías Chávez, quien señaló que pese a las acciones implementadas para retomar las clases, como la reciente vacunación de docentes, persiste un problema que puede afectar el regreso a las aulas, es decir, que no todas las escuelas cuentan con la infraestructura, sobre todo, aquellas que han sido saqueadas durante la suspensión de clases con motivo de la pandemia.

Recordó que, de acuerdo con datos de la SEG, del 17 de marzo de 2020 al 18 de febrero de este año, se han registrado 581 robos a escuelas, de las cuales, varias han sido robadas hasta nueve veces.

“Lo que más han denunciado los directivos es el robo de bombas de agua, tuberías, mobiliarios de los sanitarios, lámparas y cableado de los salones, malla perimetral, medidores de luz, cuantiosos daños a chapas y puertas, mobiliario escolar (…) todo va a repercutir en la posibilidad de que las escuelas sean funcionales”.

Dijo que, aunque existe por parte de la SEG la contratación de un seguro de robo, este no cubre todos los daños que se provocaron en las escuelas afectadas.

Por ello, dijo que es necesario que ambas instancias de educación —tanto del Estado como de la Federación—, en el ámbito de sus competencias, verifiquen que, previo al regreso a clases y la prueba piloto programada para la siguiente semana, haya cumplimiento de los centros educativos en cuanto a infraestructura y, en su caso, se reoriente el presupuesto necesario para llevar a cabo las mejoras de los planteles educativo.

ndr