María Espino

Guanajuato.- Ante el hallazgo de 114 fosas clandestinas en distintos puntos del estado de Guanajuato en donde se han encontrado más de 360 restos humanos, el Comité Directivo Estatal del PRI en la entidad (CDE) exhorta al gobierno federal y estatal a reconocer que Guanajuato vive una crisis de inseguridad generalizada que tiene muchas aristas y una de ellas son las fosas clandestinas.

Lo anterior lo señala el CDE PRI mediante un comunicado en el que señala que gobierno del estado y la Fiscalía General de Justicia (FGJ) acepte, sin ambigüedades, que existen fosas clandestinas en nuestra entidad y procedan en consecuencia intensificando los trabajos de búsqueda de personas desaparecidas.

Además hacen un llamado a que definan una estrategia que permita resarcir, en la medida de lo posible, el daño que una situación de esta naturaleza causa a las familias con uno o más de sus miembros desaparecidos.

Apuntan que el hallazgo de fosas con restos humanos es una realidad frente a la que no se pueden cerrar los ojos porque con la escalada de homicidios escaló la desaparición de personas en nuestro estado, lo que puede constatarse con cifras oficiales que de Enero 2020 a la fecha registran 3 mil 438 homicidios y un acumulado de 2, 587 personas desaparecidas, cientos de ellas en los últimos meses.

Por ello resaltan que debido a lo antes mencionado los gobiernos federal y estatal deben mostrar, con un apoyo decidido a las comisiones Nacional y Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas, que su localización es una prioridad, al igual que, en su caso, su identificación.

El CDE del PRI llama a las Comisiones Nacional y Estatal de Búsqueda, y las Comisiones Nacional y Estatal de Atención a Víctimas a conjuntar esfuerzos para hacer efectivos los derechos de los familiares de personas desaparecidas y para ello piden se les incluya una mesa de trabajo en la que participen los colectivos.

“Si bien es cierto que por el estado de descomposición de algunos cadáveres llevará tiempo su identificación, esta tarea debe agilizarse y llevarse a cabo en el menor tiempo posible, sin descartarse una mesa de trabajo en la que participen colectivos como representantes de afectadas y afectados que son. Será fundamental la participación de la FGJ, por ser la instancia que cuenta con equipo técnico y humano”.

Aunado a lo anterior el CDE PRI propone que el acompañamiento institucional a familiares de personas desaparecidas debe partir de una mejor comunicación con ellos y/o con sus representantes, proporcionándoles información y brindándoles facilidades para identificar víctimas fatales.

Además que la detección de puntos confirmados sea producto de un trabajo conjunto, siempre con participación de familiares de personas desaparecidas o de sus representantes y que paralelamente se desplieguen investigaciones que permitan también hacer justicia a las víctimas y a sus familiares.

Finalmente proponen que la autoridad competente dé a conocer públicamente informes detallados de zonas en donde se han detectado fosas clandestinas, como Uriangato en donde se desconoce cuántos cuerpos fueron localizados, o en la zona de la presa de El Conejo en Irapuato, sin que a la fecha se tengan datos precisos de los 15 restos encontrados.

También lee:

LC