Onofre Lujano Sotelo

Acámbaro.- Después de las elecciones 2021, la resaca aún no culmina y las reacciones poselectorales siguen ocurriendo. En Acámbaro dos trabajadores municipales despedidos, Dante Francisco Orozco Marín de Protección Civil y Modesto Rodríguez Quiroz de obras públicas, han acusado que dejarlos sin trabajo ha sido una revancha política de la que culpan a la regidora de Morena,  Laura Ríos Cárdenas, quien con anuencia del alcalde ordenó los despidos con el argumento de que le iban al PT, en las elecciones recientes lo cual desmienten.

Por su parte, el alcalde Alejandro Tirado Zúñiga, negó que se trate de un tema político, porque de ser así, hubieran despedido a la hermana del panista Rene Mandujano Tinajero. Externó que son ajustes propios de la administración y quienes sean despedidos será conforme a derecho, además reiteró que de ninguna manera son revanchismos políticos o de partido “nada de eso” expresó el morenista.

Los dos trabajadores despedidos mencionan que tienen muchos años laborando en la presidencia municipal. Dante Francisco Orozco Marín casi 12 años y Modesto Rodríguez Quiroz 26 años, por lo que denuncian la injusticia cometida en su contra.

Aseguraron que no les dan una explicación en torno a su separación del cargo y solo les mencionan que fue por órdenes de la regidora Laura Ríos Cárdenas, avalada por el presidente municipal, Alejandro tirado Zúñiga, “siendo que el motivo real de tal despido es que nuestras preferencias políticas y por negarnos apoyar abiertamente al partido de Morena”.

Externaron que ante esta posición se viola su derecho constitucional establecido en los artículos 1, 35 y 36 de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos con lo cual se ejercen en su contra “violencia, terrorismo y persecución política , además del abuso de poder”.

Los inconformes denuncian públicamente que la regidora Laura Ríos Cárdenas, durante los tres años se ha encargado de hostigar al personal de presidencia municipal, amenazándolos con darlos de baja de sus respectivos puestos, siendo que ella es quien no se conduce con honradez ni ética profesional ya que utilizó el puesto que actualmente desempeña para desviar recursos del erario público y meter a familiares como aviadores con un sueldo excesivo durante dos años.

Agregaron que existe una lista elaborada y solicitada por la regidora Laura Ríos Cárdenas de aproximadamente 40 trabajadores que laboran en presidencia municipal, Jumapa, Casa de la cultura y DIF para ser despedidos de manera paulatina por no haber colaborado con  los morenistas políticamente en las últimas elecciones.

Los suscritos solicitan al presidente municipal Alejandro tirado Zúñiga, rectifique la injusticia cometida a su persona y les devuelva su trabajo el cual siempre “hemos desempeñado de una manera eficiente, con honradez y sirviendo adecuadamente a la gente, además que nuestro trabajo dependen nuestras familias”.

Los manifestantes refirieron que de no ser escuchadas sus peticiones realizarán una huelga de hambre frente a la presidencia municipal hasta ser escuchados y se haga justicia, además de que están mandando copias al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador; a la Procuraduría de los derechos humanos; medios de comunicación; locales, estatales y nacionales.