Redacción
México.-
Roberto Javier, ex dueño del club deportivo Puebla, enfrenta un proceso penal por presunto abuso sexual en contra de su hija menor de edad. La acusación la hizo su ex esposa en el 2018, dos años después de que se divorciara del empresario.

Desde el divorcio en el 2016, la ex esposa de Javier tenía la custodia de la menor, en el 2018 fue a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México a interponer una denuncia.

El 8 de julio del 2020, la defensa de la menor solicitó al Ministerio Público que se le impusiera prisión preventiva oficiosa a Roberto Javier, pero las autoridades ordenaron que primero se concluyeran las diligencias para determinar si la medida procedía.

Las autoridades encontraron elementos suficientes para una audiencia inicial, la cual estaba programada en octubre del 2020, pero no se pudo realizar debido a que el ex dueño de Puebla dio positivo a COVID.

De acuerdo al medio Récord el presunto abuso también fue por parte del padre de Roberto Javier y otras personas.

Actualmente Roberto y su padre son investigados por abuso de menores y ante la Unidad de Inteligencia  Financiera (UIF).

MD