Staff Correo

Silao.- La regidora por Morena, Virginia Chacón Aguilar, evadió hablar sobre la contratación de media decena de sus familiares en la Administración pública de Silao y, de la entrega de apoyos sociales; tampoco se pronunció al respecto el alcalde José Antonio Trejo Valdepeña, pese a que se trata de un acto de nepotismo.

Tras la publicación realizada por correo en la que se dio a conocer que entre ella, cinco familiares directos y la pareja de uno de sus nietos cobran del erario poco más de 2 millones de pesos por año, se buscó su postura. Su secretaria señaló que a causa de la pandemia del coronavirus, Chacón Aguilar trabaja desde casa, por lo que resultaría complicado encontrarla en la Presidencia.

A través del área de Comunicación Social se solicitó conocer la opinión del alcalde, sin embargo se argumentó que por las actividades de su agenda privada “no sería posible”.

En repetidas ocasiones, el alcalde ha señalado que en la administración local se promueve la transparencia y la legalidad.

No obstante, cuando se buscó conocer en qué áreas se desempeñan los parientes de la regidora, el director de Recursos Humanos, Luis Gregorio Maqueo Anguiano, expuso que por indicaciones de Comunicación Social, dicha información tendría que ser solicitada a través de la Unidad de Acceso a la Información Pública.

En lo que a los regidores por Morena, Miguel Ángel González Bravo y José Luis Araujo Villalobos, tampoco hubo respuesta. Lo mismo ocurrió con Carlos García Villaseñor, quien en el proceso electoral 2017-2018 buscó la alcaldía de Silao por el mismo partido; gracias a los votos obtenidos, ella obtuvo una silla en el Cabildo.